7 consejos para eliminar los excesos de la Navidad

0

dieta navidadAhora estamos con las cenas de empresas, Nochebuena, Nochevieja, Reyes… donde no podemos evitar beber alcohol, el roscón de Reyes, el turrón, los mantecados, los bombones y todos esos manjares de la Navidad tan deliciosos y altos en grasa que nos llevan a engordar algunos kilos y a comenzar el año con el primer deseo: ¡perderlos!

Por eso os vamos a dar 7 sencillas claves para que sin mucho esfuerzo podáis mejorar vuestra figura y estar en vuestro peso ideal tras las festividades de Navidad:

1. Reduce el consumo de grasas saturadas

Las grasas saturadas, además de elevar bastante el colesterol y bloquear las arterias para que nuestra sangre pueda circular correctamente con los problemas cardiovascular que eso conlleva, tienen 9 calorías por gramo, lo que hace que nuestra ingesta de calorías diaria se eleve por encima de lo que necesitamos, haciendo que nuestro peso y niveles de grasa aumenten rápidamente.

Ejemplos de grasas saturadas son la grasa del cerdo, manteca, la margarina, la mantequilla y la crema.

2. Bebe sólo agua pura

El beber agua mineral, entre 2 y 3 litros al día es fundamental para limpiar nuestros riñones, evitar la retención de líquido y transportar eficientemente todos los nutrientes donde el cuerpo los necesita, por lo que no te olvides de beber un mínimo de 8 vasos al día.

3. Utiliza los carbohidratos complejos

Todos los hidratos de carbono no son iguales, y unos nos harán engordar más que otros además de las calorías que llevan, por su nivel de índice glucémico (en qué nivel hacen elevar la hormona encargada de su asimilación, la insulina). A mayor índice glucémico provocando un pico de insulina, más nos engordará, por lo que para tener energía todo el día y mantener a raya la grasa deberemos conseguir hidratos de carbono complejos de índice glucémico moderado o bajo.

Ejemplos de hidratos de carbono complejos de moderado o bajo índice glucémico son las legumbres, las verduras, la pasta y el arroz.

4. Evita las salsas

Acostumbraos a leer siempre las etiquetas de los alimentos, bebidas y condimentos para ver las calorías y grasas. Os sorprenderéis que las salsas de yogur y mayonesa suelen superar el 50% de su contenido en grasa. Sin embargo el kétchup, el tomate frito natural apenas tienen grasas y muchas menos calorías, el chimichurri, salsa boloñesa…

5. No consumas fritos

Los fritos, sobre todo si los consumes en restaurantes, están hechos con aceite que ha sido utilizado varias veces siendo bastante perjudicial para tu salud y además, tienen muchas calorías, por lo que evítalos a toda costa.

6. Evita las golosinas

Sí, esas pipas, gusanitos, chocolate, patatas fritas, donuts y demás golosina que comes diariamente aunque sea sólo un paquete o un par de onzas de chocolate que piensas que no pasa nada, si lees las etiquetas verás que unos pocos gramos pueden tener un mínimo de 500 calorías, lo equivalente a comerte un plato de arroz con ternera o una fuente de espaguetis, y ya sabes, si tus calorías totales superan las que necesitas, ganarás peso.

7. Haz ejercicio cardiovascular regularmente

Ya lo sabes: hacer ejercicio cardiovascular un mínimo de 3-4 veces por semana al menos 45 minutos de baja intensidad, ya sea andar rápido, correr, elíptica, spinning… quemará esa grasa que has cogido en navidad si lo acompañas de los anteriores consejos mucho más rápido, y si puedes hacerlos en ayunas que es cuando el cuerpo está bajo de glucógeno para que quemes directamente la grasa, mucho mejor.

Básicamente se resume en mejorar vuestros hábitos alimenticios y realizar ejercicio de forma diaria para reducir el número de calorías ingeridas y aumentar su quema, ya que para que el cuerpo pierda grasa, necesita que las calorías que ingieras sean menores que las que necesites.

Siempre hay que realizarlo de una forma sana: aportando al cuerpo todos los nutrientes que necesita y no haciendo dietas extremas.

Y tú, ¿te has planteado estos propósitos para el comienzo del año?