Caravaggio: sensualidad adolescente.

0

El increíble pintor barroco Michelangelo Merisi ( Caravaggio) era, además de un genio en técnica, bastante obsesivo en temas.
Es sobre todo conocido por su época de temática religiosa ya que es su madurez estilística y hace de la oscuridad un acolchado espacio donde las figuras campan con naturalidad. El tenebrismo de Caravaggio aparece, como digo, en una segunda etapa.


Pero en la primera, en sus primeras obras, que son las que realmente llevan su personalidad inscrita, los espacios son un poco más claros, las figuras irradian luz y prima ante todo, una sensualidad abrumadora.
Me encantan estas obras de Caravaggio. Simplemente me encantan. Sus modelos siempre son jovencitos de piel lisa y frágil. Sus afeminados rostros están acompañados por una expresión de picardía ingenua que miran al espctador directamente a los ojos.

En la primera imágen, “Los músicos”, vemos ya su magnífica técnica y calidad tanto en textura como en la perfección anatómica de las figuras.

El espacio se plantea con las diferentes posturas de los personajes, que al tener escorzos y diferencias de tamaño generan una ligera sensación de amplitud que mejorará con el paso de los años.

En fin, a lo que voy, fijaos en los rostros. ¿Qué veis? piel tersa, labios entreabiertos y carnosos, miradas esvaídas… puro erotismo. El tema es un grupo de músicos ensayando y el contenido cambia dándonos la visión de cuatro jóvenes semidesnudos aparentemente sorprendidos de nuestra intromisión.

 

Y ¿Qué me decís del chico con la cesta de frutas? Las frutas tienen una simbología concreta acerca del paso del tiempo y que las sostenga este joven cándido con mirada dulce hace del cuadro un poema provocador. El fondo plano hace resaltar la figura del modelo.

El joven mordido por una lagartija es el ejemplo perfecto para explicar la sensualidad masculina de Caravaggio. ¿Es esa una cara de dolor?  

  

Y por último, un “San Juan Bautista” desnudo y en escorzo que nos muestra la maestría de este genio del barroco italiano. Un genio como muy pocos en todos los tiempos. 

 
Uno de mis artistas predilectos. Será por esa debilidad común que tenemos…

Compartir
Artículo anteriorAtaques de Pánico
Artículo siguienteMigraña y Jaqueca.