Cómo prepararnos para la menopausia

0

La menopausia es el periodo de la vida de las féminas en el que los periodos se interrumpen de manera definitiva. Esta etapa está marcada por el cese en la producción de óvulos. El cuerpo de la mujer experimenta, en función de una menor producción de estrógeno y progesterona, una serie de síntomas, entre los que se encuentran los siguientes:

– Aumento del ritmo cardiaco.

– Insomnio.

– Nerviosismo.

– Sofocos.

– Cefaleas.

– Deseo sexual hipoactivo.

Middle age woman on her laptop computer

Causas de la menopausia

Pese a que la principal ‘causa’ del advenimiento de la menopausia es el paso del tiempo, la edad y la alteración de la producción de hormonas en la mujer, hay otra serie de causas que pueden provocar una llegada más temprana de la menopausia.

Por ejemplo, el tabaquismo, de acuerdo con algunos estudios, puede adelantar la llegada de la menopausia más de una década. Asimismo, ciertos procedimientos quirúrgicos (histerectomía, por ejemplo) pueden provocar alteraciones en este sentido.

Afrontar los síntomas de la menopausia

Hay estudios que determinan que un porcentaje de pequeño a residual de mujeres pasan una menopausia asintomática. Sin embargo, la mayoría de ellos suelen coincidir en que 9 de cada 10 féminas pasaran por alguno de los síntomas anteriormente descritos (irritabilidad, sequedad vaginal, insomnio, falta de energías durante el día, deseo sexual hipoactivo, …).

Hay ciertos productos y soluciones naturales que permiten combatir o mitigar algunos de los síntomas más molestos que, tradicionalmente, se asocian a la menopausia. Por ejemplo, en la parafarmacia y herbolario online Boticacentro se recomiendan productos como Flavogen (aplaca la irritabilidad y los sofocos), Isogumil (sudoración excesiva), Mensulan (nerviosismo y depresión) y Femimás, entre muchos otros.

Uno de los principales problemas  asociados a la menopausia es el de la sequedad vaginal, que puede reconducirse o aliviarse con el uso de cremas de estrógenos de uso tópico. Asimismo, muchas mujeres experimentan en esta fase de su vida (generalmente entre los 45 y los 55 años) problemas de incontinencia urinaria en mayor o menor grado.

Para mitigar esta clase de trastornos (al igual de lo que ocurre tras el embarazo), los especialistas recomiendan ejercicios para reforzar el suelo pélvico, tales como los ejercicios de Kegels.

Asimismo, muchos expertos recomiendan a las mujeres que dicen padecer episodios de insomnio, palpitaciones cardiacas e insomnio la puesta en práctica de técnicas de meditación y relajación. En un gran número de casos, los síntomas remiten sin necesidad de medicación.