Cuida tus pies

0

 

 

Los pies son resistentes y por eso mismo soportan todo nuestro cuerpo; pero si no los mimamos, pueden acabar siendo débiles contrayendo enfermedades.

Está muy bien hacerse una pedicura correcta para que se vean bonitos, sobre todo en el verano cuando usamos sandalias o zapatos descalzos. Veamos cómo podemos hacerla nosotras mismas: Tiene que ser un rato relajante, así que escojamos un tiempo libre, aunque nos puede llegar alrededor de quince minutos.-Sumerge los pies unos minutos en agua tibia, a la que puedes echar gel.
-Con piedra pómez frota las durezas.
-Lleva hacia atrás las cutículas con la toalla o con una palito de naranjo, como el de las uñas de las manos.
-Con una lima de cartón da a tus uñas una forma más bien cuadrada para que no se encarnen.
-Échales una crema hidratante, incidiendo en las uñas y cutículas, dando un masaje.
-Una vez absorbida la crema (la de las uñas se puede quitar con una toallita de papel), te pones una base en la uñas antes de pintarlas con el esmalte que te guste.
-Espera a que se seque y no te calces hasta después de un buen rato.

De vez en cuando, es bueno usar una crema exfoliante.

Además de los cuidados estéticos, los pies requieren otro tipo de atenciones de carácter sanitario: es sano andar descalzo, pero no en cualquier sitio, ya que se pueden coger hongos e infecciones. Precisamente los hongos en las uñas son rebeldes y necesitan tratamientos largos; a veces no son fáciles de detectar por uno mismo, por lo que si notas algún cambio en tus uñas, acude al podólogo.

Sécalos bien, entre los dedos, después de ducharte o mantenerlos en el agua.

Cambia de calzado, ya que el uso continuado del mismo acumula bacterias, y no utilices zapatos muy estrechos o que te aprieten.

La artritis, juanetes y otras enfermedades pueden ser el resultado de descuidos anteriores o de hongos que no se curaron.

Alivia el cansancio y relaja los pies sumergirlos en agua tibia con sal y darles después un masaje con una crema hidratante. De vez en cuando aplica esa crema, ponte unos calcetines de algodón y duerme con ellos.