El efecto de Renée Zellweger se propaga

0

Hace unos meses nos despertábamos horrorizados al conocer la nueva cara de la actriz que fuera protagonista de El diario de Briget Jones, Renée Zellweger. No fueron pocas las críticas que recibió la actriz, pero las más duras, entre ellas me incluyo, destacaban que el principal problema es que argumentaba que su cambio se debía a la felicidad y a la vida sana, cuando se nota a kilómetros que ha pasado por unas cuantas horas de quirófano.

Hoy vengo a hablarte de otra que se ha apuntado al club de visitas al quirófano, Mary Kate Olsen. No justifico a la ex Briget Jones ni mucho menos, pero entiendo que tiene una edad y que si se quiere estirar la piel es cosa de ella. Ahora, que una chica con una cara muy característica como es Mary Kate Olsen se haya operado a sus 28 años ya me parece bastante más preocupante.

Ayer durante un acto en Nueva York pudimos ver su cara, donde su mejilla, mandíbula y nariz han cambiado completamente. No sé si su cambio se debe a las comparaciones que rugen de tener una hermana gemela o si prometerse con el hermano del ex presidente francés Nicolas Sarkozy, Oliver Sarkozy le ha hecho considerarse la posibilidad de cambiar su cara por completo.

Fuente: El País

Yo no sé al resto, pero a mis 23 años, le tengo cierto cariño a mi cara. No te digo que llegada una edad no me hiciera unos retoques, pero de ahí a que te cambie la cara por completo y no te reconozcas ni tú misma, hay un mundo. Y así, mientras su representante calla, la red no para de hablar del cambio radical que se ha hecho la que fuera parte de una de las series más recordadas en los últimos tiempos durante su niñez. Muchos compraran con Renée Zellweger. Yo en cambio doy gracias a Mary Kate Olsen por recordarme que siempre puede llegar alguien y sorprenderte con la cantidad de formas absurdas que hay de gastarse el dinero en tonterías a los 28 años.

Compartir
Artículo anteriorConsejos básicos
Artículo siguienteSigue disfrutando de tu pelo con Lacovin
Soy esa clase de chica a la que le gusta estar todo el día haciendo cosas. La clase de chica a la que le gusta estar todo el día pensando en música y publicidad, aquella a la que le gusta quedarse hasta las mil haciendo nuevos proyectos aunque eso requiera dormir poco. Soy la clase de chica que ama tener una canción en la cabeza en cada momento, alguien que vive anotando frases para reflejar lo que siente. Soy una chica normal de 23 años de edad que ama la música por encima de cualquier cosa. Una chica normal que vive de la publicidad y que piensa que la vida está para hacer historia. Una chica que siempre ha soñado con la música. Una chica que siempre ha admirado los pequeños detalles. Vivo para cumplir mis sueños. Mi nombre es Noe, y mi estilo de vida es la música!