Glorius Mood, la mascarilla rejuvenecedora de barro de Beauty Formulas

0

Como ya os conté en el post Hand & Nail de Beauty Formulas, mi crema de manos favorita de cosmética lowcost, la firma de tratamientos de belleza Beauty Formulas, ¡me ha convencido! Y por ello, hoy os traigo mi segundo review de uno de sus productos. En esta ocasión os hablaré de la mascarilla rejuvenecedora de barro Glorius Mood que llevo utilizando un par de meses.

crema de manos y mascarillas

Qué es la mascarilla de rostro Glorius Mood

La mascarilla viene en un recipiente de 100 ml y la conseguí por 1€ en una promoción de Primor aunque tiene un precio de entre 1,50 y 2€ aproximadamente.

Según indica en la descripción del producto se trata de una fórmula rejuvenecedora que permite una limpieza profunda de la piel. Esta formulada con arcilla pura que permite eliminar la suciedad y el exceso de grasa de la piel absorbiendo las impurezas, destapando los poros y eliminando las células muertas.

Además, es un producto no comedogénico, es decir, que no obstruye los poros de la piel, algo fundamental para personas que como yo hemos tenido problemas de acné. Otra de sus particularidades, según indica el recipiente, es que tensa la piel y suaviza las lineas de expresión y arrugas.

crema de manos

Cómo se utiliza la mascarilla rejuvenecedora de barro

Los pasos a seguir son:

  1. Limpiar la cara con tu jabón habitual especialmente indicado para el rostro
  2. Secar con una toalla
  3. Aplicar la mascarilla sobre toda la cara y cuello evitando el contorno de los ojos
  4. Dejar que se seque durante 10 o 15 minutos
  5. Eliminar con agua tibia y secar

Mi opinión sobre la mascarilla Glorius Mood

Llevo utilizando la mascarilla un par de meses (cada semana o 15 días) y lo cierto es que deja una buena sensación de limpieza y elimina brillos por lo que la recomiendo para pieles con exceso de grasa como la mía. Sin embargo, en cuanto a lo que se refiere a su acción rejuvenecedora, he de decir que no he visto ningún efecto sobre las líneas de expresión.

Cierto es que soy bastante escéptica con el tema de las cremas antiarrugas milagro, y que probablemente, a más largo plazo, alguien pueda ver sus efectos… pero yo, de momento, no los veo.

En cuanto a su textura y utilización, la verdad es que resulta muy práctica por su recipiente, tiene un color a mousse de chocolate con leche muy apetecible y un olor muy agradable. Además, se seca de forma muy rápida y se elimina bien con el agua dejando una piel suave, tersa y sin grasa. 

Por el momento, esta mascarilla se ha convertido en un imprescindible de mi rutina de belleza pues de todas las mascarillas de barro que he probado ¡esta es la que más me gusta!