Los reyes también lloran, el “culeborbón” de la temporada

0

Está claro que la casa Real española no pasa por su mejor momento. Si al rey le diera por montarse un circo, además del que ya tiene en su propia casa, yo creo que le crecen los enanos.

Yo creo que tenemos argumentos más que suficientes para crear un guión cinematográfico o televisivo que iba a causar estragos en las audiencias. Ni la vida de la Pantoja, ni la de la Duquesa de Alba, ni la de Carmina Ordóñez, incluso, si me apuras, ni la de Belén Esteban. Seguro que Telecinco está esperando a ver qué más le pasa a algún miembro de la casa Real para anunciar la mini serie de Los Borbones.

¿Qué no les habrán echado un mal de ojo? Pobrecitos, que llevan una racha…

La princesa está triste porque la prensa los acosa mientras su marido adelgaza, la otra infanta está preocupada porque su niño se ha pegado un tiro en el pie mientras sonríe a las cámaras pensando en la que le va a caer a su ex marido, el rey se rompe la cadera mientras mata elefantes… Es que, de verdad, que les den una tregua. Que lleguen todos los problemas, así de golpe, no es normal. A todos nos agobiaría vivir una mala racha así tan cruda, de golpe y con una desgracia tras otra. Porque, oye, eso nos puede pasar a cualquiera. A ver si ahora resulta que nadie nunca ha hinchado un poquito una factura o ha ido guardando un piquito de dinero, poco a poco, para hacer una reformita en casa, y quién no ha sufrido un accidente en el campo y se ha agujereado una zapatilla, o quién no se lesionado matando un animal salvaje, como un mosquito tigre!! Hombree, por favooor!, un poquito de consideración y solidaridad. Que ahora, de repente, todo el mundo quiere ser republicano. Pues tampoco es para tanto, oye. Que la monarquía también tiene su papel y no sólo higiénico. A saber dónde estaríamos nosotros ahora si no fuera por los Reyes. Seguro que Papa Noel no daría abasto.