Migraña y Jaqueca.

1

 

Los migrañosos no suelen “jugar” a decir que les duele la cabeza cuando no les duele realmente, ahora bien, es uno de los dolores de cabeza que hace perder más jornadas laborales al año, por la incapacidad que supone.

Escribo este artículo desde mi experiencia, que me ha llevado a acumular abundante documentación acerca del tema. En mis conversaciones con otros jaquecosos hay frases que se repiten una de ellas es “Cuando empieza el dolor es como un latido alrededor de los ojos -en la nuca- en la frente al rato me coge la mitad, o la totalidad de la cabeza y la cara, entonces ya no puedo más.” En este momento es cuando al paciente ya le molestará el sonido, la luz, y muy probablemente hasta determinados olores.


Casi siempre los pacientes de migraña tenemos familiares que ya lo padecen, la incidencia de la migraña es sensiblemente superior en las mujeres, la aparición suele producirse antes de los 30 años, y con mayor incidencia en la edad adolescente.
En una alto porcentaje de casos, los pacientes de este molesto e invalidante tipo de dolor de cabeza no acude al médico, precisamente porque en su entorno familiar es bien conocido el tipo de dolor, y el modo de tratar las crisis: ambiente tranquilo, oscuro y silencioso, alguien calmante, y a ser posible conciliar el sueño. Este es, precisamente el principal peligro de esta engañosa enfermedad, primero, no está bien tratada, ya que el calmante que tomamos es el “recomendado” por un familiar, y luego no tenemos el adecuado control médico.
Digamos que ante antecedentes familiares, ante la primera crisis de migraña, y como norma de higiene, deberíamos poner en conocimiento de nuestro médico de familia nuestra situación, quizá nunca más se repita, pero si se repite deberá constar en nuestro historial médico.
¿Cuándo debemos entender que nuestras crisis de migraña son demasiadas? Para un paciente migrañoso es normal tener alrededor de dos o tres episodios al año, de entre dos y seis horas, si empezáramos a tener uno al mes, incluso aunque coincidieran con el ciclo menstrual, deberíamos acudir al médico que nos remitirá al neurólogo para mayores y mejores análisis de nuestro estado.¿Qué desencadena una crisis de migraña?
Se suelen destacar, casi siempre que se trata este tema los factores dietéticos, el consumo de quesos curados, chocolates, y alcohol parecen, en general vetados para los migrañosos, a éstos debemos sumar otros alimentos, como son los cítricos o los plátanos, los excitantes, como el té el café la coca-cola y demás, ahora bien, no todos los pacientes se comportan igual ante estos alimentos, por lo que lo mejor es que cada uno verifique que alimento desencadena las crisis de migraña, ya que hay tantas posibilidades como pacientes.

 
Existen factores atmosféricos de los que no se habla tanto pero que son igualmente dañinos, tales como la temperatura y la humedad ambiental.
Especialmente importantes son los factores psicológicos como el estrés, que es el desencadenante más frecuente de la migraña, la ansiedad, o la relajación tras un periodo de una extrema actividad.
También hay algunos fármacos que al incluir cafeína y nitratos son susceptibles de provocar migrañas

Entre otras de las frases, que parecen exageradas y que tendemos a repetir los migrañosos están las de “Siento que no me cabe el cerebro en la cabeza, me late y es como si fuera a estallar”, a menudo esto se dice mientras se sujetan las sienes. “Me molesta todo, la luz, el ruido, quiero estar a oscuras y tranquilo/a. Si llegara a vomitar me pondría mejor”.  Y ese es otro de los síntomas, el vómito que a algunos pacientes les hace encontrarse mejor.

 

Algunos de los pacientes de esta dolencia unos cinco o veinte minutos antes de padecer la crisis tienen un “aviso” biológico conocido como AURA que viene a ser un conjunto de defectos en la vista, en el aparato locomotor o en el lenguaje, es un fenómeno transitorio y que afecta a cerca del 30% de los afectados de migraña. El aura más común es la visual consistente en manchas, visión borrosa flashes. Este aura, en algunas ocasiones puede dilatarse en el tiempo más allá del inicio de la crisis de migraña.

El Aura migrañosa como tal es tema suficientemente importante de estudio como para comunicarlo, también al doctor en nuestra visita, exactamente cómo se produce y cual es su duración.