Plan de sábado: crea tu propio Spa en casa

0

A veces, lo único que nos hace falta es un baño relajante y un momento para el descanso. Crea tu propio Spa en casa y disfruta de un tiempo solo para ti.

¿Preparada para volver a la rutina? ¿No? Hoy te contamos cómo hacer tu propio Spa, ¡en casa! Tómate tu tiempo, relájate y prepara esta sesión exfoliante y relajante y en un sólo día estarás lista para el verano. Uno de los mayores placeres de la vida es andar descalza, y aunque no sea muy recomendable… Nos encanta, y lo seguiremos haciendo. La vuelta a la rutina, septiembre, con sus idas y venidas y acostumbrarnos otra vez al jaleo de la ciudad después de haber disfrutado de unas vacaciones inolvidables puede convertirse en un proceso lento.spa en casa

Por eso, hoy quiero contarte un truco de belleza infalible, imprescindible y con unos resultados perfectos si te gusta cuidarte. Y es que con los tiempos que corren no podemos gastarnos el dinero en tratamientos de belleza. Por eso hoy buscamos soluciones más prácticas como hacer un spa en casa. Una idea sencilla, repleta de paz que hará que te acostumbres mejor a tu rutina diaria. ¿Cuándo hacerla? os recomiendo que lo hagáis en un día de descanso, es decir, un día del fin de semana, ya que vamos a tener más tiempo y no vamos a tener prisa por hacer otra actividad. El tiempo de duración será el que tú quieras, solo tienes que tumbarte en la bañera y ponerte guapa, ¡y eso nos encanta!

Pies tiernos en el spa

Lo primero que vamos a tratar a la hora de hacer un tratamiento de belleza casero van a ser los pies. Os quiero contar un truco muy útil con el que sentiréis, no solo la sensación de descanso, sino que además notaréis unos pies completamente reparados. Necesitaremos:

  • Vinagre blanco
  • Sal marina
  • Esencias

Agregamos una taza de vinagre blanco y media taza de sal marina en un recipiente con agua tibia. Añadiremos unas gotitas de aceite de esencias para dar ese aroma tan especial. Mantenemos nuestra mezcla casera en los pies mientras leemos una revista, ¡durante 10 minutos! Cuando haya pasado el tiempo, retiramos los restos con agua tibia e hidratamos muy bien. Es una sensación maravillosa y os sentiréis fabulosas.

tu propio spa en casa

Un exfoliante reparador

Lo más aconsejable a la hora de hacer un spa casero es que limpiemos la piel después de una semana llena de maquillaje y cosméticos. Y es que hay una gran diferencia cuando limpiamos nuestra piel al menos dos veces a la semana, ya que sufre a la hora de aplicar ciertos cosméticos. Por eso, si no tuvieras tiempo de hacer tu propio spa, trata de limpiar, exfoliar e hidratar tu rostro dos veces por semana. Solo así conseguiremos una piel saludable y tersa, y si además, haces el spa, ¡mucho mejor! la piel se verá más relajada y eso se notará en el rostro. Os cuento una mascarilla ideal para limpiar a fondo los poros, vamos a necesitar:

  • Media taza de café molido
  • 1 taza de sal
  • Aceite de Oliva
  • Medio plátano

Combinaremos los ingredientes en un recipiente y untaremos nuestras piernas y pies. Es aconsejable hacer esto dentro de la bañera para no poner toda nuestra casa patas arriba ni manchar demasiado. Y ahora, ¡relax! Con el aroma del café molido sentiremos cómo estamos en el mismísimo paraíso. Reposaremos durante 10 ó 15 minutos y luego aclararemos.

crear un spa en casa

Cabello reparado en 10 minutos

A la hora de hacer un spa casero no solo vamos a tener en cuenta el tiempo de relax, que va a durar todo lo que nosotras queramos poner de límite. Además, nos encanta estar guapísimas y hacer tratamientos de belleza para tonificar la piel, arreglar las puntas del cabello o usar todo tipo de cremas para hidratarnos. Un factor importante es que el cabello sufre constantemente, ya sea por el calor o por el frío. Este verano habréis notado cómo se estropea el pelo en cuestión de un mes, y en invierno pasa lo mismo. Para ello debemos utilizar un acondicionador 2 ó 3 veces en semana para mantener el cabello saludable. Os recomiendo que hagáis al menos una vez cada dos semanas este tratamiento, os dará mucho brillo y fuerza al cabello. Para ello vamos a necesitar:

  • Vinagre blanco
  • Leche de almendras

Vamos a combinar estos dos ingredientes en un recipiente. El vinagre siempre da mucha fuerza al pelo y aunque, tiene un olor fuerte, ¡no os preocupéis! se va con el lavado del cabello. La leche de almendras es muy hidratante y capaz de reparar el cabello. Aplica esta mezcla sobre las puntas, déjala actuar durante 15 ó 20 minutos y aclara abundantemente, ¡ya verás qué diferencia!

spa en casa

Para finalizar, cuando hayamos salido de la ducha, untaremos nuestras piernas y pies con una crema hidratante y dejaremos que la piel la absorba durante 10 minutos. Cuando hayamos acabado, sentiremos una sensación de descanso y tranquilidad en nuestro cuerpo. ¡Anímate a hacer tu propio Spa en casa y cuéntanos qué tal fue!