Trucos y consejos: cómo preparar la piel para el frío

0

¿Utilizas protección solar? ¿Proteges tu rostro?  Te contamos los mejores trucos y consejos sobre cómo preparar la piel para el frío que vendrá en breve.

Empezamos ya a notar esos días que no vemos el sol, y es que ya queda menos para que lleguen esos meses más fríos del año como diciembre, enero y febrero. Comenzamos a notar cómo la piel empieza a secarse, a pelarse después de unos placenteros meses de verano tomando el sol, se apaga, y notamos la piel deshidratada. Las bajas temperaturas, las altas temperaturas cuando entramos en algún sitio calentito y ese cambio tan brusco pueden ser un cóctel molotov que desencadena en una piel seca, opaca y sin luminosidad. Por eso, desde ya tenemos que preparar la piel para el frío que viene. Te contamos algunos trucos y consejos para prevenir esos cambios bruscos de temperatura y adaptar la piel a un cambio importante. ¡Toma nota y presume de piel este invierno!

preparar la piel para el frio

Localiza las zonas más afectada

Lo primero que tenemos que hacer es localizar esas zonas que están más expuestas al frío. Las manos, el rostro y las orejas son las zonas más afectadas por el frío. Muchas mujeres sufren ese problema llamado “sabañones” en las manos. Se trata de unas manos secas, afectadas por el frío y expuestas a bajas temperaturas que hacen que los nudillos tengan un tono más morado de lo normal y se sequen tanto que empiecen a agrietarse. Como todo, en esta vida hay soluciones para casi todos los problemas, por eso, crea tu propio ritual de belleza. Prepara tus uñas cuando vayas a pintártelas utilizando protectores, apuesta por cremas hidratantes que funcionan y exfolia de vez en cuando tus manos con azúcar, limón y miel para hacer que las pieles muertas se caigan y podamos tenerlas en todo momento hidratadas. ¿El mejor consejo? Hazte con una crema de manos pequeña para que puedas llevarla siempre en el bolso y ¡utilizarla en cualquier ocasión!

Fuente: enfemenino.com
Fuente: enfemenino.com

Cítricos para una piel perfecta

La frescura, la dulzura y el sabor de la limonada prepara nuestra piel para los primeros rayos de sol, actuando de forma saludable y ayudando a que nuestro rostro se vea perfecto.
Si sois amantes de los alimentos saludables para la piel, hoy os proponemos la idea de tomar limonada para tener un rostro limpio, libre de imperfecciones y listo para aguantar el frío que viene. Debemos tener en cuenta el nivel de azúcar que vamos a añadir, puesto que si os gusta muy dulce no será bueno para nuestro organismo ni para nuestra piel.

Pero tenemos una solución para la cantidad de azúcar, y es que existe un componente llamado Stevia, un sustituyente de la sacarina, pero más saludable y natural. Todos sabemos hacer limonada, pero la pequeña receta que os queremos proponer hoy tiene un toque especial que hará que tu piel se vea luminosa y brillante.

Para ello necesitaremos limones, stevia, fresas y un poco de hielo picado.  ¿Qué debemos hacer? En primer lugar mezclar el zumo de limón con la stevia, y dejaremos reposar para que no se quede ese sabor tan fuerte y ácido. Podemos triturar las fresas o simplemente echarlas en trocitos a la limonada. Para finalizar, simplemente añadimos el hielo picado. La clave de esta receta es el ingrediente estrella, que son las fresas. Una bebida refrescante libre de calorías y azúcar. Sienta muy bien, y es que cuidarse es todo un placer con este tipo de alimentos que ayudan a nuestra piel a mejorar cada día.

¿Protector solar en invierno?

Por supuesto que sí. Tanto en otoño como en invierno, debemos ser conscientes de utilizar protección solar, puesto que una crema protectora de los rayos uva no solo nos va a proteger del sol en verano, sino que en invierno hace el mismo efecto con el frío que da directamente a nuestra cara. Es cierto que no hace falta que utilicemos un protector solar de alto SPF como en verano, sino que nos bastará con uno medio o bajo. Una protección SPF 15, 20 ó 25 será suficiente para evitar quemaduras causadas por el reflejo de la luz del sol. Os contaré que el que yo utilizo me ha ido bastante bien y además, siempre llevo el formato bolsillo para llevarlo siempre a mano. Se puede obtener en cualquier farmacia o parafarmacia en un supermercado y lo cierto es que estoy muy contenta con él. Siempre utilizo la protección 50, aunque podemos utilizar una más baja en invierno.

Fuente: Farmacia Esquivias
Fuente: Farmacia Esquivias

Además, los labios también pueden sufrir en invierno, ya que pueden llegar a resecarse y agrietarse mucho más que en verano a causa de las bajas temperaturas. Apuesta por exfoliarlos, hidratarlos todos los días y utilizar mascarillas caseras para tenerlos siempre súper hidratados. Y es que cuando llega el invierno tenemos la posibilidad de estar guapas y de presumir de una piel tersa, hidratada y luminosa. ¿Cuál es tu truco de belleza para este invierno?