Trabajar desde casa y otros lujos

0

Cada vez está más de moda trabajar en el salón de tu casa, en la habitación o en el despacho que has podido crearte quitando la habitación de invitados. Trabajar desde casa supone una comodidad que no muchos tienen el lujo de poder contar, pero a veces se hace pesado si no adecuamos el entorno. Lograr un ambiente de trabajo puede parecer complicado, pero si sigues estos consejos podrás tener la oficina perfecta en tu hogar.Trabajar desde casa y otros lujos

 

  • Escoger el lugar. Debe ser el lugar que más se adecue a tus necesidades. Un lugar donde puedas estar cómoda y que sea respetado por los demás miembros de la casa. Asegúrate de que tenga la suficiente luz y no sea la parte más ruidosa de toda la casa.
  • Necesitamos un escritorio y una buena silla. Nada de trabajar desde la cama o desde el sofá. Necesitamos un espacio de trabajo que no se mezcle con el de descanso. No dudes en adquirir el escritorio lo suficientemente grande en función de tus necesidades. La silla que consigas que sea de las llamadas “sillas de estudio”, que sea cómoda, que proteja las lumbares y que tenga ruedas por si necesitas desplazarte para alcanzar algo, que seas más productiva.
  • La tecnología de tu entorno laboral la decides tú. En función de tus necesidades tendrás que hacerte con un ordenador que te compense. Además de contratar Internet si lo necesitas. Con el fin de reducir los cables por la mesa o por debajo de la mesa, yo intentaría trabajar desde un ordenador portátil con conexión WIFI.
  • Para organizarte mejor deberías rodear tu espacio de trabajo con estanterías donde puedas acomodar todo lo necesario para realizar tus tareas. Así no perderás tiempo en levantarte de un sitio a otro.
  • El espacio es tu oficina, solo tuya esta vez. Así que aprovecha y decórala a tu antojo sin sobrecargarla. Que tenga tu toque personal, pero que siga siendo un espacio de trabajo agradable.

Trabajar desde casa y otros lujos1

Espero que estos consejos hagan de tu rutina de trabajo un tiempo más agradable, fácil y cómodo.