5 trucos para dormir mejor y mejorar el descanso

0

El insomnio es un mal cada vez más común que no solo afecta a tu rendimiento diario y salud sino también a tu belleza y envejecimiento prematuro. Por ello, hoy te vamos a dar el mejor consejo de belleza que se pueda dar: dormir bien. Y para ello, no te pierdas nuestros trucos para dormir mejor.

Las preocupaciones diarias, el estrés y esa necesidad de ser supermujeres cuando nos planteamos tener una carrera profesional, una maravillosa e impoluta casa, el look perfecto, niños, hacer deporte, comer sano… Son tantos los retos, tanto personales como profesionales, que tenemos en el día a día que es normal que lleguemos a la cama exhaustas, y aún así con problemas para conciliar el sueño pues en nuestra cabeza aún rondan miles de preocupaciones y tareas para la semana.
El sueño en la salud

Dicho esto, veamos algunos prácticos consejos que puedes seguir para dormir mejor y mejorar el descanso:

  1. Lista de tareas y preocupaciones: la mejor forma de poder dejar la mente en blanco y descansada es librarte de las preocupaciones y tareas pendientes. Para ello, ten una libreta o utiliza las notas de tu móvil para añadir todas esas cosas que tienes miedo a olvidar, una vez que estén apuntadas podrás dejar la mente en blanco y descansar más tranquila. Parece una tontería, ¡pero funciona!
  2. Un buen colchón y almohada: ¿nunca te has dado cuenta de lo bien que duermes en casa de tus padres o en hoteles? Si has notado una mejoría en el sueño cuando no duermes en tu cama probablemente sea un problema de calidad del colchón y almohada. Acude a un establecimiento especializado y déjate asesorarte. Un buen descanso no tiene precio.
  3. Una ducha caliente: tener una temperatura adecuada para dormir resulta fundamental. En épocas del año frías, lo mejor es una ducha caliente, sin embargo, en épocas o zonas muy calurosas utiliza agua fría. Cuando tu cuerpo esté a gusto con la temperatura corporal que consigas se relajará mucho más y lograrás conciliar un sueño mucho más profundo.
  4. Una infusión relajante: las tilas o valerianas son algunas hierbas que te pueden hacer conciliar el sueño. Prueba a tomártelas un poco antes de dormir y notarás como tu cuerpo se relaja.
  5. Meditación: aunque esta técnica te pueda parecer demasiado esotérica, lo cierto es que para meditar no necesitas saber ningún tipo de rezo ni nada similar. Meditar consiste básicamente en respirar profundo y a un ritmo más tranquilo del habitual de modo que lograrás relajar tu cuerpo. Prueba a meditar mientras hacer algunos estiramientos de la espalda y/o cervicales y verás como te resulta más fácil dormir.