Azulejos difíciles

Azulejos difíciles 1

No hay nada más desagradable que un baño con los azulejos que con el tiempo se han ennegrecido por el exceso de humedad ¿cómo limpiarlos? Te damos algunos consejos para que vuelvan a brillar.

Las paredes  que se encuentran dentro de la ducha, se les va el brillo, debido a los restos de jabón y grasa. Para darles el brillo que tenían puedes mezclar ¼ de una taza de amoniaco con 4 litros de agua y darle con un estropajo de fibra. Utiliza siempre guantes para usar estos productos y cuando vayas a secar siempre hazlo con un paño limpio y seco.

Para limpiar  los azulejos, lo ideal es la lejía. Puedes diluirla en agua para que resulte menos molesta. Mezcla ¾ de una taza de lejía en un cubo de agua y con un envase tipo spray rocíalos y espera unos 5 minutos. Cuando ya haya pasado ese tiempo, refriega con un estropajo de fibra y detergente. Esta disolución puedes emplearla varias veces en otras ocasione, por ejemplo, en la cocina, en las superficies donde se prepara la comida.

Las rayas que quedan entre los azulejos, también son muy incómodas de limpiar, pues el moho que se queda entre ellas, se ennegrece, para ello, se puede utilizar un cepillo de dientes y con detergente de lavar la ropa (dos cucharadas), alcohol (medio vaso) y agua (medio vaso), se consigue una disolución que puede con ello. Enjuaga bien al terminar.

Estas, son zonas muy antipáticas de la limpieza del hogar, se resisten mucho y hemos de utilizar trucos especiales, con estos que hemos conocido, no se resistirán.

Fuente: trucos caseros

 

Azulejos difíciles 2
Azulejos difíciles 2

Fuente de la noticia: Azulejos difíciles

Últimos artículos

Scroll al inicio