¿Cómo se tallan las Botas Mou? Cuidado, son con cuña, no te confundas al pedir tu número

Tal y como sostiene el título de este artículo, hay que ser muy precavidas con las Botas Mou, ya que al ser de cuña ha de comprarse con una talla de más, tal es la peculiaridad de este tipo de botas. Pero no es la única característica de estas botas para mujer, un complemento que sigue levantando pasiones sin importar la edad, clase o condición.

El verano pasa y hay que pensar en el calzado de invierno y, cómo no, las botas forman parte de esos complementos fundamentales, infatigables, que siempre deben estar presentes en todo fondo de armario. Este año más que nunca, la tendencia marca el estilo de las Botas Mou Il Baco da Seta Online, la tienda de moda de referencia nacional que se adelanta con sus artículos a lo que ha de venir cada temporada. 

Las botas se identifican generalmente por ser un calzado robusto, preparado para afrontar con eficacia condiciones climatológicas inestables. Debe ser cálido y cómodo de llevar, que proteja del frío y la humedad sin perder una gota de glamour y estilo, elegancia y personalidad.

Cómo elegir las botas perfectas

No son pocos los elementos a tener en cuenta antes de elegir unas botas, el primero de ellos, lógicamente, la talla. El calzado debe ajustarse perfectamente al pie, por esto es importante tener en cuenta el diseño, ya que, por ejemplo, los de cuña necesitan elegir un número más del habitual para que sea el correcto.

Como norma general, se empieza probándose la talla habitual que se usa en otro tipo de calzado, para ir pasando a otras hasta encontrar aquella con la que se sienta más cómoda. Es importante hacer esta prueba con el tipo de calcetines que se vayan a utilizar con la bota.

Por otra parte, los estilistas dan por sentado 5 reglas generales para elegir las botas perfectas, ya que no todas se adaptan a cualquier usuario. Un aspecto que va a depender, en buena medida, de las proporciones del cuerpo de aquella persona que las porta.

Para piernas cortas, las botas en punta y las de caña alta

El efecto óptico que producen las botas en punta es que la pierna se vea más larga, por lo que se considera el tipo ideal para las mujeres de estatura media y baja. En este sentido, cabe suponer que las que tienen la punta redondeada no son aconsejables para estas alturas. Es de esperar que los tacones permitan jugar con este concepto. Por su parte, las plataformas, las planas o en ángulo también consiguen un efecto alargador.

Se da por sentado que a las personas altas les sienta bien cualquier tipo de botas, sobre todo si sus piernas son largas y delgadas. Pero, si las piernas son de poca altura, se entra en conflicto con botas cortas, ya que ópticamente se reducen aún más las piernas, lo mejor es vestir con botas de caña alta.

A las mujeres menudas y con pantorrillas delgadas les sientan bien las botas con tacones tipo stiletto, es decir, que superen los 9 centímetros de altura. Son tacones altos muy finos, de ahí el nombre, pues se asemeja a una daga o estilete.

Para las pantorrillas gruesas

Muchas mujeres piensan que es antiestético contar con pantorrillas gruesas, cuando no es cierto en modo alguno, ya que les dan un aspecto de resistencia y fortaleza muy actual. En general para estos casos se requieren cañas de botas que estrujen la pierna, por lo que son ideales los materiales stretch. Con esto se evita la incomodidad que produce el cuero cuando la pierna se hincha por las noches. En este sentido, también es aconsejable poco tacón o las botas con cordones.

Otros modelos que se ajustan perfectamente a las mujeres con este tipo de pantorrillas son aquellas que sobrepasan un poco el tobillo, así como las de tipo pantufla, forradas en piel y hasta la rodilla si se quiere. Las botas tipo pantufla están de plena actualidad, así que si se elige este modelo se estará yendo a la moda.

Piernas altas y delgadas

Se ha descrito con anterioridad en este mismo artículo que a las mujeres con piernas altas y delgadas cualquier bota le sienta bien. Esto es correcto hasta cierto punto, va a depender del tipo de tacón que lleve, puesto que con tacones muy finos y altos se corre el riesgo de crear el efecto cigüeña, es decir, que se tambalee y camine con inseguridad.

Para evitar este efecto de sobre altura y quitar centímetros ópticos se aconseja generar interrupciones ópticas, por ejemplo, usando medias largas de colores o mezclando estampados y diferentes tonos.

En cualquier caso, no hay que olvidar que las botas con un exceso de adornos siempre van a engordar la pierna.

La elección del color

La sabiduría popular dice que los tonos brillantes añaden kilos de más y, por el contrario, los mates suelen adelgazar. Una regla que también se cumple en las botas. La tendencia que se mantiene en todo el 2021, que procede del año pasado y se prevé que se mantenga por un año más, es evitar los colores negro y marrón, tonos en exceso recurrentes. Las botas plateadas forman parte de esas grandes tendencias que es posible combinar con looks diferentes y atrevidos.

Ir arriba