-

Dientes sanos durante el embarazo

Dientes sanos durante el embarazo 1“Cada hijo cuesta un diente”, decían antaño nuestras abuelas a las futuras mamás. Hoy se sabe que la higiene bucal es un aspecto que, como la salud en general y más aún en este periodo tan importante, debe ser objeto de cuidados y atenciones, si no se quieren perder piezas dentales. Existen múltiples razones por las que la salud bucal de la mujer embarazada puede sufrir estragos, entre ellas está que el bebé, durante la gestación, necesita nutrientes como calcio para la formación de huesos, el cual tomará de las reservas de su madre, ocasionando el debilitamiento de las piezas dentales de ésta y su posible pérdida.

Por otro lado, las hormonas que participan activamente en el embarazo afectan sensiblemente la salud de la boca, provocando alteraciones como gingivitis (inflamación y sangrado de las encías), que de existir antes de la gestación puede agravarse y acumular una concentración de sarro tal que forme el llamado “tumor del embarazo” en esa región, ocasionando heridas en tejidos y dificultad para la ingestión de alimentos. Esta afectación puede evitarse poniendo mayor énfasis en la higiene bucal, que debe realizarse por medio del cepillado correcto por lo menos tres veces al día o después de ingerir algún alimento, sobre todo si éste contiene azúcar.

Las afecciones bucales en este periodo suelen ocurrir con mayor facilidad debido a que la composición de la saliva cambia, facilitando la proliferación de las bacterias causantes de caries. Por ello, es muy importante que en cuanto la madre se entere de que llegará un nuevo hijo, atienda el problema para que éste no se agrave. De la misma forma, al finalizar el parto se hace necesaria otra revisión para evaluar el estado bucal y remediar cualquier anomalía que se haya presentado a lo largo de la gestación.

Recuerde que si usted está embarazada, será mucho más sensible a que ciertas partes de su cuerpo se vean afectadas además de los dientes, (como cabello y uñas, por ejemplo), debido a que el nuevo ser que lleva dentro necesita elementos para formarse y crecer adecuadamente. Así que no lo dude, asegúrese de contar con una buena nutrición rica en calcio, incluido en alimentos como sardinas, col, espinacas, yogurt, queso y leche.

fuente: saludisima

Lo último...