El éxito en tu trabajo depende de ti

peinados largos

¿Con qué sueñas? Normalmente soñamos con encontrar el amor, formar una familia, encontrar el trabajo de nuestros sueños y tener éxito con él. Para lograr éxito en el trabajo tenemos que cumplir con nuestros objetivos, bien impuestos por terceros, bien auto-impuestos, necesitamos llegar a ellos de forma exitosa. Para ello vamos a considerar algunas conductas que pueden ayudarnos a cumplir con nuestros objetivos laborales, porque recuerda que el éxito en tu trabajo depende de ti, y de nadie más.

éxito en el trabajo

No fijes límites absurdos. Sugestionarte a ti misma no es nada bueno. Considerar que no vales para algo, que no tienes la capacidad suficiente como para cumplir un objetivo o superar alguna meta solo va a conseguir que no hagas nada. Mira el mundo como un ramo de posibilidades. Lograr todo aquello que te propongas depende del entusiasmo que pongas en ello. Si empiezas negativa no puedes conseguir nada positivo.

Si la montaña no va a Mahoma…. Esto aquí no vale. Siempre será Mahoma quien tenga que ir a la montaña. Las oportunidades no te van a llegar por un golpe de suerte. «¡Tachan! ¡Oportunidad!» Jamás pasará eso. Eres tú quien tiene que salir ahí fuera, al mercado a buscar las oportunidades que quieras llevar a cabo. Soñar está muy bien, pero para cumplir los sueños hay que mover ese culo.

Siente seguridad en ti misma. Tú vales mucho, solo tienes que darte cuenta de ello. Tus decisiones son tan válidas o más que las de tus compañeros, así que nada de vergüenza o rechazo a tomar el mando de tu vida. Tú decides. Los profesionales no se dejan vencer por los cambios u otros miedos. Reaccionan al miedo y lo cogen por los cuernos para que no influyan en ellos. Siempre buscan lo positivo a lo nuevo. Haz tú lo mismo, seguro que eres una gran profesional.

Siempre vas primero. Piensa en ti e invierte el tiempo que necesites en ti, gasta tu dinero también en ti y fórmate cuanto consideres necesario. Toda inversión que realices en ti será fructífera  para el mañana. Serás una súper-mujer.

 

Ir arriba