El síndrome pre menstrual

El síndrome pre menstrual 3

Los días anteriores a la menstruación, la mujer se encuentra hecha un desarreglo total, la torpeza, la lentitud, la melancolía, el mal humor… se hacen presentes, al igual que el estado físico, la hinchazón, la pesadez…

Nos preguntamos una y otra vez que nos sucede y es simplemente el síndrome premenstrual.

El único remedio para ello es paciencia y dejar a la naturaleza que se manifieste por sí sola, ya que son nuestras hormonas en movimiento.

Algún alivio puede ser una buena dieta o un antiinflamatorio para mejorar la situación y ayudar al cuerpo en su defensa. Se necesita potasio, el cual, ayuda a reducir los espasmos musculares de nuestros ovarios, ya que estos son los que producen el dolor abdominal estos días anteriores y el primer día de la menstruación.

La relajación y el ejercicio ligero nos ayudan a disminuir la ansiedad y la retención de líquidos. Hay quien se ayuda con un poco de música para conseguir estar en armonía.

Nunca hay que desesperarse ni dejar que nos domine nuestra ansiedad, pues son tres o cuatro días, en las que van a dominar la tristeza, la depresión y el malestar, pero se debe tener presente que los que nos rodean no tienen la culpa de que seamos mujeres y que si no fuera por ese mal tan grande que creemos tener no estaría aquí ninguno de nosotros, porque ese malestar es el don que solo tienen las mujeres, el don de procrear y ese es su anticipo y su factura.

Fuente: medline plus

Ir arriba