El sudor

El sudor 3

Como respuesta a la sensación térmica, nuestro cuerpo utiliza un mecanismo de defensa, este es el sudor. Este responde ante el nerviosismo, estrés, excitación, emoción, desgaste físico, fiebre, cambio de clima…

La segregación de sudor se hace por los poros de la piel, y seguidamente se evapora enfriándose.

Un hecho muy curioso es que por las axilas, solo se elimina el 1% del sudor del cuerpo, sin embargo, como es una zona muy mal ventilada, es la explicación de su mal olor.

No todas las personas olemos igual, pues nuestra piel es diferente y tampoco reaccionamos del mismo modo a las situaciones.

Los desodorantes nos pueden ayudar a combatir el mal olor del sudor, existen en el mercado diferentes aromas para poder elegir uno que nos agrade y también de muchas diferentes formas de aplicación (barra, crema, líquidos, sprays, roll-on).

Los deportistas pasan por situaciones extremas, teniendo mucho cuidado de su hidratación y alimentación para el total desgaste físico y la sudoración que le acompaña.

Con los niños también hay que tener especial cuidado, sobre todo en los días de mucho calor y en las situaciones febriles que tan a menudo aparecen en las etapas de su desarrollo, estos cuerpos tan pequeños, débiles y delicados pueden deshidratarse fácilmente con el sudor excesivo.

Los trabajos extremos que sufren altas temperaturas como panaderos, altos hornos, herreros, soldadores… deben estar también en el punto de mira de la deshidratación, el duro trabajo que estos sufren con altas temperaturas, les obliga a hidratarse constantemente.

Fuente: farmaceuticonline

Ir arriba