El sueño en la salud

El sueño en la salud

Las horas de sueño son importantes para la salud. Dormir bien es esencial para el buen funcionamiento del organismo, tanto como llevar una alimentación correcta o la práctica de actividad física. Las horas de sueño también influyen en el estrés y el estado de ánimo. Hoy vamos a ver cómo afecta el sueño en la salud.

Descansar bien supone dormir lo necesario, que son entre siete y ocho horas, y lograr alcanzar un sueño profundo, algo que no siempre es posible y se dificulta en la medida en que nuestros hábitos de descanso se ven alterados. Es bueno establecer una hora de sueño fija, evitar comer alimentos pesados por las noches y leer antes de ir a la cama en vez de ver la tele.

La falta de sueño ataca al organismo de múltiples maneras. Por ejemplo, en ocasiones afecta a la visión dificultándola, produce hipersensibilidad a los estímulos de luz, reducción de la capacidad de lectura y concentración, sensación de cansancio constante, problemas gástricos, falta de energías e incluso mal humor e irritabilidad. Son demasiadas consecuencias las provocadas por la falta de sueño, ¿no crees?

Al dormir bien, estos problemas se verán solventados. Un buen plan de sueño hará que se regeneren y oxigenen las células, ya que nuestra piel descansa y se regeneran con mayor facilidad, especialmente la Rodopsina (el pigmento sensible a la luz) que encontramos en los ojos, así la sensibilidad a los cambios de luz será mucho menor.

Cuando dormimos poco tendemos a engordar más, ¿por qué? Fácil. La falta de sueño genera mayor cantidad de hormona Ghrelina, la encargada de aumentar el apetito. Además de que dormir poco produce tendencia a cumular grasa.

Cuando no descansamos lo necesario se genera Cortisol lo que favorece la aparición de diabetes, al igual que un aumento de tensión arterial con riesgo de hipertensión.

La capacidad intelectual también puede verse afectada. Es bueno dormir, ya que el cerebro necesita varias horas de desconexión para procesar la información acumulada durante el día.

Así que plantéate tu descanso diario de otra manera, no dejes de dormir lo necesario, ya que la falta de sueño afectará al completo funcionamiento de tu organismo.

 

Imagen: Siempremujer