La primavera la sangre altera

La primavera la sangre altera 3La primavera es una época del año asociada con la alegría, la felicidad, la emoción… Los días son más largos, el sol luce con más fuerza y las temperaturas son más agradables.

Teníamos ganas de dejar a un lado los abrigos, de estrenar la camiseta de manga corta y de empezar a broncearnos.

Recibimos esta estación con mucho optimismo, con energías renovadas y con crecientes esperanzas. Los pájaros cantan, los campos florecen y los sueños se reavivan con más fuerza. Incluso estamos más dispuestos a enamorarnos, a dejarnos llevar por las emociones y a dejar que las mariposas se instalen en nuestro estómago con amabilidad y regocijo.

Pero, ay de aquellos que sufren la cara más negativa de la primavera. Los que empiezan a tener escozor de ojos y no pueden parar de estornudar porque se acentúa su alergia. O aquellos que se notan más cansados de lo habitual, que sienten cómo todo su creciente optimismo se ve menguado por una antipatía y dejadez que no pueden controlar. Hay mucha gente que sufre la astenia primaveral, síntomas que nos afectan tanto física como psicológicamente. Ciertos trastornos que se manifiestan con el cambio de estación y que pueden provocar cansancio, decaimiento, pérdida de apetito, disminución de la líbido, somnolencia y en los casos más graves, incluso depresión. Todo lo contrario a lo que, a priori, podemos identificar con la primavera.

Ya que muchos de nuestros males están provocados por nosotros mismos, sin duda, es mucho mejor que recibamos y vivamos la primavera con este optimismo romántico e ideal pues nos ayudará a que afrontemos cualquier malestar con positividad y, de nosotros dependerá en mayor caso, que vivamos la primavera con felicidad.

La primavera la sangre altera y de nosotros depende vivirla a nuestra manera.

 

Ir arriba