-

La vitamina C

La vitamina C 1La vitamina C es un nutriente esencial para nuestra alimentación. Participa en numerosas funciones metabólicas de gran importancia en nuestro organismo, protege al cuerpo humano contra la oxidación y es vital para las reacciones enzimáticas.

Entre las propiedades más importantes de la vitamina C, se encuentra su aportación para el desarrollo de los huesos y cartílagos, encías y dientes, la producción de colágeno y como reparadora de tejido conectivo.

Además, también ayuda a la metabolización de las grasas y a la cicatrización de las heridas.

Desarrollando las propiedades de la vitamina C, podemos hablar como antioxidante, ya que la elimina las sustancias contaminantes del organismo que pueden dañar distintos órganos vitales, como los riñones o el hígado. También es muy beneficiosa para la vista, pues mejora la visión y evita las cataratas.

En el aparato circulatorio resulta muy beneficiosa para prevenir las enfermedades vasculares y en el aparato respiratorio, ayuda a prevenir las alergias y los ataques de asma.

En cuanto a los resfriados, se recomienda tomar vitamina C no por su efecto curativo, sino como mejora de los síntomas propios de la gripe, constipados o la bronquitis. Hace que la duración sea menor y reduce los dolores musculares.

Sobre los alimentos que más contienen vitamina C, los cítricos, como la naranja, el limón o el pomelo, son muy ricos en ácido ascórbico. También otras frutas como los plátanos, el kiwi, la manzana, el melón, la uva o las fresas.

En cuanto a las verduras, son muy ricas en vitamina c sobre todo los rábanos, las coliflores, las zanahorias y los guisantes, así como los ajos, el apio, las habas o la soja.

Pero, además de las fuentes naturales, también se puede complementar la toma de vitamina c a través de complementos en forma de cápsulas o tabletas de forma efervescente o masticable.

Siempre es más aconsejable tomar los alimentos crudos, para aprovechar al máximo el contenido de vitamina C. Además, dada su ayuda a la absorción del hierro, su biodisponibilidad se verá incrementada si, después de las comidas, tomamos un zumo de naranja recién exprimido.

 

 

 

Lo último...