Los cubiertos

Los cubiertos 3

Todos nos hemos preguntado alguna vez si utilizamos correctamente los cubiertos en todas las ocasiones, pues esto es signo de una buena educación.

El tenedor cuando lo cogemos en solitario se coge con la mano derecha y las púas hacia arriba. Su función es llevar los alimentos a la boca y trocear alimentos blandos como verduras, tortillas, huevos…. Si s utiliza en compañía del cuchillo, este se coge con la mano izquierda y las púas hacia abajo, siendo su misión llevar los alimentos a la boca. Se coge entre los dedos pulgar, índice y corazón.

La cuchara, se toma con la mano derecha y la concavidad hacia arriba. Se utiliza para alimentos líquidos como la sopa, pastosos como el puré y otros platos caldosos. Se coge al igual que el tenedor con los dedos pulgar, índice y corazón.

El cuchillo se toma con la mano derecha y el filo hacia abajo. Se utiliza haciendo una ligera presión por la parte opuesta al filo, ejerciéndose ésta con el dedo índice. Nunca debemos chuparlo ni limpiarlo y menos llevarlo a la boca. Su función es cortar o trocear los alimentos.

Nunca debemos olvidar que son los cubiertos los que debemos acercar a la boca y no la boca a la ellos.

Las piezas de los cubiertos nunca se deben limpiar con la servilleta y se van cambiando a medida que vamos variando los platos de la mesa, es decir, cuando aparece un nuevo plato aparece un nuevo cubierto.

Si durante la comida queremos hacer una pausa, debemos dejarlos encima del plato y no sobre el mantel o la servilleta, dejándolos en un ángulo de 45º. Si los dejamos cruzados, será la señal de que ya hemos terminado y el camarero se llevará nuestro plato.

Fuente: la salvación

Ir arriba