Probamos la gama de geles de ducha con aromas de Avon Naturals

Hacía ya tiempo que no te traíamos a nuestro blog pruebas de productos. Y hoy, ya que me ha llegado mi pedido Avon y esta vez ya pruebo la gama completa de Avons Naturals aprovecho para contarte lo bueno y lo malo de los geles de ducha de la marca, que de seguro muchas ya habrán probado y que a otras les gustaría probar pero nunca se habían animado porque les faltaba una opinión de alguien que ya lo hiciese.

Los geles de ducha Avon Naturals han sido concebidos para utilizar a diario, aunque su textura es bastante consistente e incluso puede llegar a ser empalagosa, con lo que te los recomiendo solo si ya de por sí te gustan los aromas frutales y dulces, esos que dejan un olor en la piel que dura horas.

Gel-Ducha-Avon-NaturalsProbablemente lo que más llama la atención es su envase, al menos a primera vista. Parece haber sido diseñado como un producto de spa de esos que cuestan un dineral. Una vez ya lo abrimos el olor es penetrante, aunque hay que decir que dentro de la dicha pierde intensidad, algo que agradecerán aquellas lectoras a las que no les guste que sus geles sean casi como colonias.

En todo caso, los colores, si eres capaz de comprarte varios a la vez también llamarán tu atención en el baño y harán que dudes según tu humor si ponerte uno u otro. Pero ahora viene lo más difícil, porque todo esto son características comunes y en cuanto al precio todos suelen rondar en oferta los 4 euros por envase de 250ml. ¿Con cuál me quedo? Mientras no saquen una nueva edición, algo que hacen a menudo, mi preferido es sin duda el de fresas con chocolate blanco.

Imagen: Avon

Ir arriba