El anillo que consigue reducir los partos prematuros

0

Sin duda nos llegan buenas noticias en los avances científicos relacionados con el embarazo y el parto:  se ha descubierto que mediante la simple utilización de un aro de silicona colocado sin cirugía en la vagina, consigue disminuir en un 75% el riesgo de un parto prematuro (antes de las 34 semanas de gestación y que se da en el 8% de los partos). Se ha llegado a tal conclusión después de ser probado en 15.000 mujeres que tenían un factor de riesgo elevado al poseer un cuello uterino corto (de menos de 25 mm) y que significaba tener más probabilidades de sufrir un parto antes de tiempo.  El estudio ha sido realizado por la Unidad de Medicina Maternofetal del servicio de Obstetricia de la Vall d’Hebrón situado en Barcelona.

Anillo silicona contra parto prematuro

El método es muy sencillo de utilizar y consiste en la introducción del anillo (también llamado pesario) de forma doblada por la vagina y una vez colocado alrededor del cuello del útero produce el efecto de cerrar y presionar en la parte baja del útero e impedir la salida antes de tiempo del feto. A las 37 semanas de gestación es retirado para favorecer el nacimiento normal del bebé. No produce complicación alguna al no ser necesaria ninguna intervención quirúrgica ni tiene ningún efecto secundario.

Anillo silicona

Para detectar el problema femenino de tener el cuello del útero más corto, tan sólo hace falta hacer una ecografía a las 20 semanas de gestación que ya de normal se practica a todas las embarazadas. Con este simple útil, además, se pretende evitar los enormes gastos hospitalarios que derivan del nacimiento de un bebé prematuro, según cuenta la jefa de la Unidad Maternofetal del Servicio de Obstetricia de dicho Hospital barcelonés, Elena Carreras.

Dicho anillo de silicona es fabricado en Alemania por personas discapacitadas de la ONG Clara Angela Foundation y tiene un coste muy reducido, de tan sólo 38€.