Consumir frutas ecológicas

Consumir frutas ecológicas 3

La fruta ecológica, no se produce con el fin de guardarse todo el año, por ejemplo, como ocurre con las de cultivo tradicional, las cuales, pueden almacenarse y producirse en los invernaderos , obteniendo y ofreciendo a los consumidores, frutas fuera de temporada., pudiendo tener fruta todo el año.

Lo importante de todo esto, es que lo más aconsejable en la alimentación, es comer la fruta en su temporada adecuada, ya que mantiene así los nutrientes propios que le da el clima natural. De esta manera es imposible que se produzcan stocks en los grandes almacenes, algo que abarata el precio, en contra de lo que ocurre con la forma de producción ecológica. Las diversas estaciones, tienen sus frutas características y no tenemos por qué comer uvas en marzo o naranjas en agosto. Esto no nos da garantía de frescura.

La fruta ecológica, se puede encontrar en tiendas destinada a ello, las ecotiendas. En estos comercios, se ofrece fruta con verdaderos nutrientes, saludable y natural, a la vez que su producción respeta el medio ambiente.

La importancia de consumir frutas frescas, es la prevención en un futuro de enfermedades degenerativas como el cáncer o las cardiovasculares. Su consumo ideal, sobre todo, en los niños, es de dos piezas y cuatro en los adultos. Pueden ser indistintamente del mismo tipo o variadas.

Culturalmente, la fruta se ofrece como postre, algo a veces, equivocado, pues es cuando el apetito está saciado y es poco apetecible. Para consumir una mayor cantidad de frutas, se puede optar por consumirla antes de las comidas, o bien de merienda o almuerzo. La inclusión de la fruta como ingrediente en muchos platos de cocina, va siendo más a menudo, algo que hace cada vez más natural las dietas.

Fuente: fruta ecológica

Ir arriba