¿Conoces Instagram? Adicción por los filtros fotográficos

 

La verdad es que los smartphones nos han cambiado la vida. No podemos negarlo. Vivimos permanentemente conectados y compartimos hasta los detalles más nimios que suceden en nuestro día a día.
Una de esas aplicaciones para iPhone representativas de esta nueva realidad es Instagram. Instagram es una aplicación que utilizas para tomar fotografías, meterles el efecto de un filtro y compartirlas con tus amigos en las redes sociales o en el propio Instagram.

Los filtros permiten varios efectos que emulan imágenes de otra época, como si hubieran sido sacadas de otro tiempo, aderezando ese gusto por lo vintage que está últimamente tan de moda. Puedes ir probando de una manera cómoda cómo quedan los diferentes filtros en la imagen que has tomado y finalmente elegir con cuál te quedas.

La adicción por Instagram ha propiciado incluso la creación de una comunidad denominada instagramers, que ellos mismos definen como un Twitter, pero con imágenes. La filosofía esencial sigue siendo el compartir. Haz fotos allí donde estés y compártelas con tus amigos. Sigue un poco la herencia de la Lomografía, esa tendencia de usar cámaras como las antiguas holgas y similares, ponerles una película especial y tirar fotos a lo primero que se te ocurriera. Pues bien, Instagram es hacer lo mismo, pero con la ventaja de que no necesitas comprarte una Lomo, revelar las fotos y escanear las imágenes; con Instagram sólo necesitas tu iPhone y pulsar compartir. Eso es todo. Y ahí precisamente radica el secreto de su éxito: en la simplicidad.

Si no te has descargado Instagram aún, te recomiendo que lo hagas, aunque no te llegues a convertir en un instagramer, seguro que pasas un buen rato sacando algunas fotografías interesantes. Por probar, no pierdes nada.

Fuente: Instagram