Las mujeres que salen con hombres más jóvenes viven menos

Las mujeres que salen con hombres más jóvenes viven menos 3

No sé qué te habrá parecido el titular, pero yo me he quedado muerta cuando me he enterado. La culpa de tamaña afirmación la tiene un estudio del Max Planck Institute for Demographic Research de Alemania, según el cual, los hombres cuya mujer es de siete a nueve años más joven, tienen un 11% menos de mortandad que los que están casados con mujeres de su misma edad.

Pero parece que este beneficio es de disfrute exclusivo del género masculino, ya que las mujeres en la misma situación, es decir, con una pareja entre siete y nueve años más joven, aumentan su tasa de mortalidad hasta un 20%.

Y el motivo no podía ser más absurdo: el estrés. Según este estudio también, las mujeres que se atreven a salir con jovencitos, están desafiando las normas sociales, y esto en el fondo las estresa más de lo necesario, además de hacerlas sufrir «sanciones sociales».

A mí, cada vez que hablo de estos temas, me viene enseguida a la mente la imagen de Demi Moore y Ashton Kutcher. Trece años de diferencia no han sido suficientes para estresar a Demi, sino más bien lo contrario ya que hay que admitir que está divinísima, mejor que cuando tenía veinte años. Y de sanciones sociales nada de nada, porque el hecho de conseguir un hombre tan joven, guapo y cotizado, y que además se ha casado con ella, la convierte en poco menos que en una diosa omnipotente.

En fin, que eso de animar a los hombres a que salgan con jovencitas, y meterles miedo a las mujeres para que no se enamoren de chicos jóvenes, me suena a argumento casposo ideado por algún señor alemán del instituto ése, al cual su mujer lo ha abadonado por un ejecutivo joven y atractivo, dejando secuelas irreversibles sobre su autoestima y su virilidad.

Así que ya sabéis, nada de «estresarse» por desafiar unas normas sociales machistas que no tienen razón de ser. Y en cualquier caso, yo creo que si le advirtieran a Demi que su matrimonio con Ashton Kutcher le iba a costar unos años de su vida, se casaría igualmente y diría «¡Que me quiten lo bailao!». Aunque lo diría en inglés, claro.

Ir arriba