Los peligros de usar un sujetador inadecuado

Los peligros de usar un sujetador inadecuado 3

Hace algún tiempo un estudio demostró que 7 de cada 10 mujeres usamos no usamos la talla de sujetador adecuada. Seguro que no soy la única a la que alguna vez se le ha caído el tirante, que la copa me está grande o que el propio sujetador me hace daño.

Hoy te traigo algunos consejos para evitar esto.

Si te ha pasado igual que a mí, significa que tu talla de sujetador no es la adecuada, pues de serlo así no tendrías estos problemas, los cuales pueden causar dolores de espalda, mala postura e incluso que el pecho pierda firmeza.

Lo primero es  detectar si tu talla es la adecuada para ello tienes que asegurarte que la parte trasera del sujetador esté en posición horizontal y alineada con la parte delantera. Si no es así, tu talla no es correcta y tu espalda cargará más peso del necesario.

Otra cosa a tener en cuenta es que el sujetador no esté demasiado apretado, cosa que suele pasar cuando nos lo apretamos para que el aro no se mueva. Todo esto desencadena en marquitas en la piel e incluso bultos que pueden confundirse con cáncer, si no que es una muestra de que la sangre no circula adecuadamente.

Los hombros son otra parte fundamental, ya que si el sujetador no está bien diseñado o está mal puesto el peso no se repartirá y acabaremos con marcas en los hombros.

Vamos con la copa y es que si usas un sujetador demasiado grande, el pecho se mueve demasiado ocasionando roces en la piel, por el contrario, si es demasiado pequeña el aro se apoyará en los senos y nos hará daño.

¡Los aros nunca deben apoyarse en los senos!

Otros datos a tener en cuenta son la forma del pecho, la profundidad, el contorno, etc.

Espero que a partir de ahora todas estemos más atentas a la hora de comprar un sujetador adecuado para nosotras y así evitar problemas.

Fuente: Mil mariposas

Ir arriba