Norman Parkinson y ellas

Si vas a viajar a Amsterdam antes del 21 de enero y te gusta la fotografía de moda, no puedes olvidar apuntar en tu agenda de viaje visitar la exposición del fotógrafo británico Norman Parkinson en la galería Vassie.

Norman Parkinson nació en Londres, en 1913 y empezó a trabajar como ayudante de Fotografía para Speaight and Sons Ltd. Pronto consiguió abrir su propio estudio y convertirse en uno de los fotógrafos de moda más célebres, colaborando asiduamente con publicaciones como Vogue, Harper´s Bazaar y The Bystander.

Las fotografías de moda de Norman Parkinson no muestran una imagen insulsa, sino que van más allá y cuentan una historia. Él miraba a la mujer con respeto, la veía incluso mejor que el hombre y eso, de alguna manera, se plasmaba en sus imágenes, que son naturales, divertidas, sin posados imposibles ni posturas estúpidas, sus modelos improvisan, disfrutan, viven, ríen… En muchas de ellas, la modelo es su mujer, Wenda Rogerson, una joven actriz y modelo con la que vivió hasta que la muerte les separó. Ella murió tres años antes que él y él falleció de un derrame cerebral en Malasia, mientras estaba trabajando, disfrutando de lo que más le apasionaba hasta el final.

Muchas de sus fotografías se realizaron en lugares exóticos, sobre todo tras la Segunda Guerra Mundial, buscando esa frescura que le caracteriza en los rincones más inéditos.

También retrato a estrellas mediáticas, como Audrey Hepburn o Ava Gardner y hasta se convirtió en el fotógrafo favorito de la Reina Madre de Inglaterra.

Se hacía llamar así mismo “Parks” y se reinventaba cada década, marcando cambios en su estilo, desde las espontáneas imágenes del principio, a las más exóticas de los años 70 y 80.

Sin duda fue uno de los mejores fotógrafos de moda de este siglo, así que si tienes la oportunidad, no te pierdas su exposición y disfruta de su arte.

Fuente: National Portrait Gallery