Sin salida

Sin salida 3

¡Quién lo iba a decir! El realizador John Singleton, antiguo enfant terrible del cine afroamericano más militante, se ha convertido en el artesano del cine comercial menos estimulante hecho en Hollywood.

Para apoyar esta tesis, sólo hay que ver este thriller sin ningún tipo de estímulo espectacular / intelectual, construido alrededor de su estrella, Taylor Lautner, uno de los protagonistas de Crepúsculo. El problema empieza cuando descubrimos que Lautner no tiene un gran repertorio expresivo que dé entidad dramática a su personaje: su tarea se reduce, casi, a protagonizar unas secuencias de acción que a menudo se acercan al ridículo. Quizá por eso, el actor está rodeado de un sólido reparto. Jason Isaacs y Maria Bello resultan fabulosos como sus padres, y Sigourney Weaver es una grata presencia como psiquiatra.

Por otro lado, hay un desfile de actores de carácter de primer orden, de esos que levantan solos cualquier película: Alfred Molina, Michael Nyqvist… Más allá de esto, Sin salida no es más que un explosión (mala) de lujo.

Fuente: film affinity

Ir arriba