Sombra aqui y sombra alla….

 
Para estar radiente hace falta saber ciertos trucos acerca de los que nos favorece y lo que no. Puedes tener los mejores cosmeticos del mundo, que si no sabes utilizarlos, no serviran de nada. Hay imprescindibles pasos a seguir y sobre todo, hay que conocerte y mirarte bien en el espejo para saber lo que queda bien.


Ponte delante del espejo y mira tu rostro. ¿Es alargado?, ¿redondo?; piensa en los colores que te gustan y piensa si realmente iluminan tu rostro de la forma que mas te favoreca.
Hay pasos que son absolutamente imprescindibles:Antes de nada, lava bien tu cara con jabon hipoalergenico; es importante porque siempre tenemos restos de la suciedad ambiental.Extiendete una buena crema hidratante que te proteja de las inclemencias del tiempo y de los propios productos que te aplicaras despues.Por fin, empieza con una base de maquillaje y cuida bien de que sea un tono adecuado para ti; si eres de piel clara y te pones un tono oscuro vas a provocar que resulte extrano, tanto para ti como para los demas, y no estaras ni favorecida ni natural.

Maquillaje para cada tipo de rostro:

Rostro alargado: Tu rostro es muy femenino y de formas sencillas, curvas, asi que no debes exagerar el maquillaje. El colorete, por ejemplo, debe ir tan solo en la parte mas abultada de los pomulos; y los colores de los ojos deben ser muy suaves, poco acentuados.

Rostro cuadrado: debes suavizar ciertas facciones mediante ligeras capas. Enfatiza las mejillas con el colorete para suavizar la mandibula, de esta forma, el rostro queda mas sereno.

Rostro redondo: Tu cara es suave, pero para armonizarla debes usar tonos oscuros en la sona de las sienes y debajo de los pomulos utilizar un ligero colorete de forma vertical.

¡Maquillate!