Un domingo con Lola herrera

Un domingo con Lola herrera 1

Cuando me enteré que Lola Herrera estaba haciendo una obra de teatro, no lo dudé. Me dije: Yo tengo que ver a esta mujer antes de que se retire.

Me peso, ¡ y no sabéis de qué manera! no haber visto a Lola Herrera en la obra  Cinco horas con Mario,  un monólogo, aparecía ella sola en un escenario donde solo había dos sillas y un ataud en un escenarió negro.

Cinco horas con Mario es una obra maestra, como casi todos los libros escritos, por el ya ausente ,Miguel Delibes. La novela llevada al teatro narra la conversación de una viuda con su difunto marido, de cuerpo presente, durante la noche de su velatorio.

Un domingo con Lola herrera 2

Como os podréis imaginar salen todo tipo de recuerdos, los más bellos y románticos del noviazgo, de los primeros años de matrimonio, de las manías adquiridas durante el tiempo. Reproches y alagos, quejas y risas, desacuerdos y gratos recuerdos, de todo hay en la obra.

Lola Herrera es para mi una de las grandes actrices del elenco español, de las que quedan cada vez menos y no quería que se me volviera a pasar disfrutar de su arte.

Un domingo con Lola herrera 3

“Querida Matilde”, fue la obra que vi, y lamento que fuera no era una de las mejores, y claro, aunque esta mujer no necesita mucho para atraer al público, la obra no permite que se luzca en todo su poderío.

El guión es malo, empieza con mucha fuerza y gags buenos que sacaron varias carcajadas en el público, pero luego decae bruscamente, de hecho no se volvió a oir ninguna risa en el resto de la obra.

La puesta en escena tampoco fue buena, la falta de buenos diálogos y de un buen guión, obligaba a los actores a sobreactuar y a moverse por el escenario de un modo herrático para dar la sensación de que allí, estaba pasando algo, cuando en realidad no pasaba nada.

Solo lució un extenso vestuario Lola Herrera, como si de una vedet se tratara, lo que me dejó la sensación de pobreza y de falta de credibilidad en la obra cuando tienen que hacer lucir a la estrella con la ropa y no con la actuación.

Daniel Freire, el único hombre y protagonista de la obra, hizo un trabajo excelente. Aunque no puedo decir lo mismo de  Ana Labordeta, que no hacía creíble su papel y sobreactuaba constantemente.

En resumen, yo no me quedé con las ganas de haber visto a Lola Herrera, pero lamento que no hubiera sido en otra obra.

Tal vez pueda tener otra oportunidad, aunque esta mujer tiene ya 74 años.

 

 

 

 

 

 

 

Un domingo con Lola herrera 4
Un domingo con Lola herrera 4

Un domingo con Lola herrera 6

Fuente de la noticia: Un domingo con Lola herrera

Ir arriba