6 aspectos a mejorar en el ámbito laboral para alcanzar la igualdad para la mujer

Hace tres años, el Eurobarómetro publicó un dato preocupante: un 44% de los europeos aún pensaban que la responsabilidad de las mujeres era cuidar del hogar, mientras que el 43% afirmaban que el papel del hombre era llevar el dinero a casa. Con el paso del tiempo, esta mentalidad parece haber cambiado, pero la verdad, no tanto como podríamos querer.

Según el Informe de Igualdad de Género 2019, sitúa a España como el noveno país de la UE en esta materia con 70 puntos y con un crecimiento de tan solo el 1,8% respecto al año 2017. En este sentido, Aiwin ha detectado 6 aspectos del contexto de la mujer que indican que aún queda mucho para alcanzar la igualdad.

Menos mujeres trabajadoras

En España trabajan más de 9 millones de mujeres, según los últimos datos de la EPA, una cifra que todavía es inferior a los casi 11 millones de hombres ocupados. Además, la tasa de paro sigue siendo mayor en el caso de las féminas, con un 16% de mujeres paradas respecto al 12% de los hombres.

Sufren más parcialidad

Todavía sigue presente la idea de que la mujer tiene que elegir a su familia frente a su empleo. Por eso no es de extrañar que el porcentaje de mujeres en contratos parciales siga siendo mucho mayor que el de los hombres: un 24% de las mujeres trabaja a jornada parcial frente al 7% de los hombres, según la EPA.

Inestabilidad laboral

La estabilidad en el empleo sigue siendo predominantemente masculina, ya que hay aproximadamente un 13% más de hombres con contrato indefinido que mujeres.

Brecha salarial

Los distintos tipos de contratos, junto a otros factores, llevan inevitablemente a una diferencia entre el sueldo medio entre hombres y mujeres. Los últimos datos del INE arrojan que la brecha del salario medio bruto entre hombres y mujeres es de casi el 22%. Dicho de otra manera, ellos ganan casi 6.000 euros más al año que ellas.

Segregación laboral horizontal

El mercado profesional ha evolucionado, pero las aspiraciones laborales de los más jóvenes no lo han hecho. La escasa visibilidad de la mujer en áreas STEM (acrónimo en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) provoca poco interés por parte de las jóvenes y niñas en carreras cada vez más demandadas. De hecho, solo un 7% de ellas se ve como científicas en el futuro, según datos de la Iniciativa 11 de febrero.

Segregación laboral vertical

No solo hay profundas diferencias de género entre los distintos sectores laborales, también las hay entre los puestos de responsabilidad que ocupan hombres y mujeres. Esta situación, conocida como ‘techo de cristal’, es especialmente acusada en España, ya que solo hay un 8,5% de puestos de presidencia ocupados por mujeres entre las empresas del IBEX 35, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

¿Qué pensáis de toda esta situación? ¿Existe actualmente tanta diferencia entre hombres y mujeres en el ámbito laboral? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!