-

Autoexamen mamario

Autoexamen mamario 1

Llegado del año 2011, parece mentira seguir hablando de cáncer, sin que se haya llegado a una solución para esta terrible enfermedad.

Las mujeres sabemos, que al menos una vez al año, debemos concurrir al ginecólogo para que se os realice un examen rutinario. Pues bien, en el caso de las mamas, podemos hacer nosotras mismas un control diario (o al menos una vez a la semana).

Desde ya, en caso de advertir alguna anomalía, se debe consultar de manera inmediata al médico.

El autoexamen es simple y rápido. Consiste en primer término, en  la inspección visual de la zona tratando de hallar alguna imperfección en ella: bultos, durezas, bordes o cualquier otra imperfección. Para tener un diagnóstico mejor, se recomienda estirar los brazos, llevarlos a la cintura, etc.

Luego del examen visual, se recomienda hacer una inspección de la zona a través del tacto. Para palpar los senos, es aconsejable que los músculos de la zona se hallen relajados. Por ello se sugiere estar acostadas. Se debe revisar el pezón, descartar la existencia de bultos. También se debe controlar que éste no libere secreciones. Luego, la mano debe ser pasada por la axila, buscando nódulos.

También puede aprovecha el momento de la ducha para realizar el procedimiento.

Cualquier anomalía: dureza, asimetría, bordes, manchas, etc., debe ser consultada con el médico sin demoras. Jamás tema a estar exagerando a preguntar sobre algo ridículo. El profesional sabrá guiarla en los pasos a seguir.

El diagnóstico temprano previene males mayores.

Fuente: kids health

Lo último...