-

Bronceado saludable este verano

Este año el verano está tardando en llegar, pero probablemente en cuanto haga acto de presencia a muchas y a muchos les entrarán las prisas por broncearse lo más rápidamente posible. Prisas que en algunos casos se acentuarán debido a los pocos días de playa y vacaciones que algunos podremos permitirnos este año. Pero si las prisas son malas consejeras, más aún en temas de sol y bronceado, que tan íntimamente están ligados a la salud.

Así que, si eres de los que prefiere lucir moreno a pesar de que las tendencias dicten que las pieles blancas están de moda, sigue al menos estos pequeños consejos para no sufrir en unos años la pesadilla del fotoenvejecimiento prematuro y de las manchitas en la piel (por no ponernos extremistas y hablar de cosas peores…).

  • Antes de salir de casa, dúchate para eliminar restos de desodorantes o perfumes, que pueden provocar un bronceado irregular, y aprovecha para exfoliarte.
  • Aplica tu protector solar al menos media hora antes de la exposición. Respecto al protector solar, nunca temas pasarte. Mejor empezar con factor muy alto para ir reduciendo a medida que te vayas bronceando. Si empiezas usando una protección muy baja para broncearte deprisa y te quemas, además de estar un par de días de mal humor y luciendo el tono rojizo característico de las turistas suecas, tendrás que empezar desde cero, ya que cuando mudes la piel quemada, volverás a estar como al principio (de paliducho/a, quiero decir).
  • Lo hemos oído mil veces, pero lo repetiremos una vez más: nada de tomar el sol en las horas más calurosas, es decir, entre las 12 h. y las 16 h.
  • Hidrátate, bebe mucha agua, y protege tu cabeza del sol con una pamela divinísima. O con un pañuelo hippie, como quieras, pero protégete.
  • Cuando estés al aire libre no olvides ponerte protección cada dos horas, aunque no te bañes, ya que el sudor también se lleva por delante toda la protección.
  • No te fíes ni un pelo de las nubes. Aunque te parezca que en los días nublados estás a salvo de los efectos dañinos del sol, lo cierto es que sus rayos pueden traspasarlas, y a veces es incluso peor porque pueden hacer “efecto lupa”.
  • Muy importante: la exposición directa al sol no debe sobrepasar los 15 minutos diarios. Así que vence al tanoréxico que todos llevamos dentro y olvídate de las siestas de dos horas al sol, a menos de que en unos años quieras estar arrugada como una pasa y gastándote la paga extra en inyecciones de bótox y ácido hialurónico.
  • Cuando vuelvas a casa después de un día de playa o piscina, dale a tu piel una sobredosis de hidratación, que se lo merece ya que al fin y al cabo el bronceado es un mecanismo de defensa de la pobrecilla ante los perversos rayos solares.

Espero que te hayan servido estos pequeños consejos. Ahora a disfrutar del sol (cuando salga, claro está…).

Vía | Ezinearticles

Lo último...

La moda casual chic mandará en la temporada y el calzado AW20 será protagonista

Todas las propuestas de las casas de moda y alta costura apuntan a que el estilo que reinará en esta temporada de Otoño-Invierno 2020,...

¿Cuál es el mejor regalo? El que más aporta

En este mundo cambiante en el que tenemos prácticamente todo lo que queremos al alcance de la mano, es un auténtico premio conseguir encontrar...

Tips prácticos para completar una mudanza con éxito

Tarde o temprano, todo el mundo tendrá que hacer frente a una mudanza a lo largo de su vida. Ya sea cuando abandona el...

¿Cómo dar un toque de alegría y color a tus outfits de verano?

El verano es la época perfecta para lucir looks frescos y desenfadados. Aunque complementar tus outfits de verano no es una tarea sencilla, siguiendo...

Dormir bien en el embarazo: todo lo que necesitas saber

El embarazo es una de las etapas más bonitas de la vida de una mujer, pero también acarrea ciertos malestares que pueden acabar con...