Buscando la aventura a través del deporte

Los deportes de aventura comprenden una amplia variedad de actividades para realizar al aire libre.

Algunos de los considerados deportes de aventura requieren ciertas técnicas, equipamiento y preparación. Así, antes de atreverse a experimentar con este tipo de actividades, es recomendable consultar con técnicos y expertos en la materia.

Es conveniente informarse sobre el lugar dónde se va a viajar para saber su entorno y condiciones, así como los elementos que se puedan necesitar para su acceso, como por ejemplo, el caso de necesitar cadenas en el vehículo si se trata de zonas nevadas.

Para los más inexpertos, se recomienda ir acompañados de una persona con titulación y conocimientos de cada actividad. Existen muchas asociaciones, escuelas y otras agencias especializadas, que disponen de la experiencia y el personal cualificado, para ofrecernos una mayor seguridad.

Por supuesto, hay que ir debidamente equipado con los elementos necesarios para la práctica de cada actividad y asegurarse de que el material cumple los requisitos establecidos por la normativa vigente, siempre que se necesario.

El equipamiento para la práctica de los deportes de aventura es muy variado, pues comprende un amplio abanico de posibilidades que van desde el senderismo o paseos por la montaña, hasta el alpinismo por escarpadas montañas.

Así, por ejemplo, para actividades más sencillas como el senderismo o paseos por rutas de fácil acceso, el equipamiento constará de un atuendo cómodo y, dependiendo de la duración de la ruta, una mochila con alimentos o bebidas.

Si el camino escogido es más complicado, estaríamos hablando del trekking, con rutas de montaña de difícil acceso, por lo que ya sería recomendable acompañar el atuendo con unos bastones tipo esquí, unas botas de de caña, media o alta y algo de ropa impermeable.

En las modalidades de escalada, el material es más específico y completo. Por ejemplo en alpinismo, escalada o rappel, es necesario llevar un arnés, cuerdas, un calzado especial y casco.

Para cada actividad se requiere un material y equipamiento específico, por lo que se recomienda consultar a la gente especializada y adquirir el equipo necesario con anterioridad.