Cabello vivo y sano

Cabello vivo y sano 3

Un mal del verano y las radiaciones solares, es el impacto directo en el cabello, el cual queda seco y, como consecuencia, pierde la luminosidad y el movimiento.

Sin embargo, con una serie de pasos caseros, podemos restituirle todo el color, la vida y el encanto que este poseía desde antes.

Un detalle muy importante, es que antes de comenzar con los tratamientos caseros, pasen por la peluquería a recortar las puntas del mismo, ya que son las que más sufren este  castigo y no se restaurarán fácilmente.

Tratamiento 1

Mezclar en un bol 50 c.c. de aceite de almendras, con puré de paltas (1 palta). Hacer una pasta, bien emulsionada.

Luego colocar en el cabello, sin tocar el cuero cabelludo, desde 3 cm. De la raíz, hasta la punta. Envolver con una toalla, dejando actuar durante 25 minutos. Luego retirar con agua tibia y a posteriori, lavar la cabeza del modo habitual.

Tratamiento 2

En un bol, mezclar la yema de 1 huevo con un yogurt natural, sin sabor. Colocar igual que en el caso anterior, enjuagando con agua fría, para evitar la cocción del huevo.

Estos tratamientos son muy buenos y los resultados se notan a partir de la segunda semana. Se sugiere realizarlos al menos dos veces a la semana, al menos el primer tiempo.

Desde ya que los cabellos demasiado maltratados, van a necesitar de la ayuda de un profesional, pues los daños son más profundos y las reparaciones deben ser las indicadas por alguien con conocimientos.

Fuente: terra

Ir arriba