Caja fuerte para la nevera

Si eres de las desconfía de quien mete las manos en tu frigorífico con razón o sin ella, estás de enhorabuena, ya que hoy te vamos a presentar un gadget que te va encantar: una caja fuerte para la nevera, sí, cómo lo lees.

Es ideal tanto si vives en un piso compartido y tienes algún compañero que es “un poco más familiar que el resto” apoderándose de tu parte de la nevera, o bien si quieres que tu pareja no se coma lo que compraste especialmente para ti.

Mención especial tiene en el caso de la oficina, ya que tu comida y bebida especial estarán lejos de las sucias manos de tus compañeros, y por fin podrás cantar victoria.

Y bien, ¿cómo se ve la caja fuerte para neveras?, pues algo así:

caja-fuerte-nevera

Como ves, el diseño es sencillo pero, sobre todo, es funcional. El cierre está hecho de metal, mientras que el cuerpo de la misma es de plástico, además no se engancha con otros objetos que pueda haber en la nevera y está bien ventilado, que si fuera totalmente cerrado produciría muchísima condensación y al final todo se echaría a perder.

Una idea genial, ¿verdad?, eso sí, ya te avisamos desde aquí, que luego nos conocemos, que sólo sirve para guardar alimentos en la nevera con un “cierto grado de seguridad”, que seguro que alguna rubia había pensado en meter sus joyas de valor ahí dentro (que nos conocemos).

Este gadget también sirve, y mucho, para hacer la coña en algún cumpleaños de alguna amiga tuya, porque la cara que puede poner al ver la caja fuerte para neveras ha de ser digna de mención (de hecho, esperamos documento gráfico por tu parte si se da el caso).

Además, el precio no es excesivo, lo puedes encontrar por 25 dólares en Firebox, ¿te animas?