Cirugía mamaria para mejorar el aspecto físico y la autoestima

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, alrededor de veinte mil mujeres españolas se someten a una cirugía para aumentar el busto anualmente. El principal objetivo de esta decisión es mejorar la imagen en espejo, que influye directamente en la autoestima.

Cuáles son los beneficios de un aumento de mamas

Según los especialistas más destacados en el campo de la medicina especializada en el aumento de pecho en Madrid, las mujeres que deciden someterse a un implante mamario para aumentar el busto, suelen tener más en cuenta los beneficios que los riesgos.

Y es normal que así sea, porque los avances tanto médicos como tecnológicos, permiten reducir los riesgos de la operación casi a nivel cero.

Hoy en día, los cirujanos plásticos se entrevistan con las candidatas a recibir los implantes mamarios, y por medio de una simulación se logra percibir cuáles podrían ser los resultados finales de la operación. De esta manera, médico y paciente trabajan mancomunadamente para lograr los mejores resultados.

Entre los beneficios más notorios de someterse a una operación  para la colocación de los implantes mamarios, se pueden nombrar:

  • Los senos se pueden aumentar al tamaño deseado, siempre bajo la supervisión del cirujano titulado y cualificado que asesorará en cuanto se deben aumentar los senos para evitar otro tipo de dolencias, por ejemplo, dolores dorsales por el peso de los implantes.
  • La forma y tamaño de los senos se perciben mejor en ropa interior y trajes de baño.
  • En el caso de las mujeres con caderas anchas, un aumento en el tamaño del busto, equilibra las proporciones del cuerpo.
  • En muchas ocasiones, como los senos no son totalmente simétricos, un implante puede ayudar a que ambos senos tengan una forma y tamaño uniforme.
  • La mujer aumenta la confianza en sí misma, e incluso puede mejorar su vida sexual al no sentirse cohibida por tener senos pequeños.

Cirugía plástica y reparadora de mamas con fines médicos

La cirugía de mamas no siempre tiene fines estéticos estrictamente, ya que en muchos casos se recomienda la reconstrucción del seno en casos de una mastectomía por ejemplo. En estos casos, después de una experiencia tan traumática y dolorosa como un cáncer de mama, en los que en la mayoría de los casos se extirpa un seno para salvar la vida de la paciente, una reconstrucción mamaria es el mejor camino para mejorar tanto el aspecto físico como emocional. Para abordar este tipo de cirugías mamarias, el cirujano procede a colocar un extensor que estira el tejido, hasta formar un bolsillo, donde se colocará el implante permanentemente. Aunque los períodos de recuperación de la paciente son mayores que en los casos del aumento de mamas, la mujer puede llevar una vida absolutamente normal.

Otra de las cirugías mamarias reparadoras por las que las mujeres suelen consultar, es la mastopexia o levantamiento de senos. Este tipo de alternativa se utiliza cuando como consecuencia del paso de los años, los tejidos que rodean los senos pierden la elasticidad, lo que da como resultado senos flácidos y caídos.

Mediante este procedimiento quirúrgico,  el cirujano plástico elimina el exceso de piel y reajusta el tejido mamario para lograr una forma más redonda y agradable de los senos. También se pueden reposicionar los pezones, para que no apunten hacia abajo y optar por un aumento mamario, a través de la colocación de implantes.

En el caso de mujeres jóvenes, que han bajado mucho de peso perdiendo la elasticidad y firmeza de los senos, este tipo de cirugía mamaria no afecta su capacidad de amamantar, ya que durante el procedimiento se levanta el tejido de la piel y se da forma al seno circundante, dejando intactas las características biológicas de las mamas.

Gracias al avance de la medicina reparadora y reconstructora, las mujeres hoy en día tienen la posibilidad de recurrir a los implantes mamarios para recuperar la autoestima, la confianza y una vida sexual plena.