Cómo comer bien fuera de casa: El desayuno

desayuno fuera de casa

Las que tenemos la suerte de aún estar trabajando cada día, nos es muchas veces difícil compaginar esta vida de estrés y prisas con cosas tan básicas como es el poder cocinar o comer una dieta sana y equilibrada. Los problemas surgen sobretodo por las mañanas, cuando el horario de trabajo no perdona y el hecho de madrugar no invita a levantarse aún más pronto para sentarse a desayunar como es debido. En este caso, terminamos desayunando de cualquier manera en el puesto de trabajo con lo primero que hemos cogido de casa o incluso saltarnos una ingesta tan indispensable como es la primera del día.

Para ello os acercamos unos trucos y consejos para conseguir realizar correctamente las 5 o 6 comidas recomendadas a lo largo de la jornada que, además, nos servirá para no llegar con tanta hambre a las comidas principales y así mantener nuestro peso a raya.

desayuno fuera de casa

DESAYUNO

Si con las prisas, no podemos realizarlo en casa, no quiere decir que lo tengamos  que hacer mal y de forma deficiente. Lo ideal es combinarlo según lo que hayas elegido para el desayuno. Puedes prepararte:

-Un sencillo bocadillo de pavo, jamón york, queso bajo en grasas y llevarte con él una pieza de fruta. En el trabajo puedes acompañar todo con un café o cortado.

-Un yogur desnatado, cereales integrales y una pieza de fruta.

-Una barrita de cereales, un zumo de fruta sin azúcares añadidos y una pieza de fruta.

-Un par de tostadas integrales con margarina baja en grasa y mermelada, una pieza de fruta y un cortado con leche desnatada.

-Un café con leche desnatada o semidesnatada y 4 o 5 galletas integrales sin azúcar. Si aún te quedas con hambre, añade una pieza de fruta.

MEDIA MAÑANA

Si además a esa hora continuamos fuera de casa (como es más normal), es importante realizar un tentempié por aquello de las 12 del mediodía, que consistirá en:

-Un yogur normal o bebible (si no tenemos tiempo nos irá de perlas esta última opción).

-Un zumo de fruta sin azúcar añadido o una pieza de fruta.

-Un bocadillo mini de jamón serrano, atún o pavo.

-Un snack a base de cereales integrales.

-10 o 15 frutos secos (tipo avellanas, almendras o nueces).

 

 

 

 

Ir arriba