Consejos para superar un rompimiento

leighton meester

Los rompimientos no son fáciles para nadie. Y contra lo que cualquiera pudiera pensar, lo mismo afecta el rompimiento de una relación de pocos años que un divorcio de una relación de muchos años. Todo está en las razones que llevaron a dicho final, y siempre aún cuando se haya pensado en romper y que esto era lo mejor para ambos, se vive una etapa de infelicidad, que debes trabajar en autoayudarte para superar el rompimiento. Nada de complicaciones, simplemente afrontar la realidad de que podemos fracasar, levantarnos y seguir adelante.

Dentro de estos consejos para superar un rompimiento, nos limitamos a tres aspectos que pueden ayudarnos a sobrellevar lo que supone para la autoestima, acabar una relación cuando la hemos acabado de conveniencia mutua, cuando nosotros decidimos dejarlo o cuando sencillamente, que también suele suceder, decidieron un día dejarnos. Hay que insistir, sobre lo más importante, seguir siempre adelante.

Afrontar la realidad de un rompimiento, no hay que llamarnos a engaño sobre una relación que se ha ido a pique, lo mejor para nuestra psique es asumir que habían fallas y que no tenían solución. Empeñarnos en hallarle soluciones en nuestra imaginación es condenarse a repetir el mismo una y otra vez. Piensa en las cosas que no te satisfacían de la relación y aunque te cueste admitirlo, reconoce que si se ha acabado era porque habían aspectos que no hacían feliz a uno de los dos o a ambos.

leighton meester

Trabajar en el olvido, no es fácil olvidar a nadie sobretodo cuando ha sido parte vital de nuestra vida, pero cuando se ha llegado a una relación que significaba mucho y se ha roto. El constante del recordar siempre es algo que sucede y lo mejor que podemos hacer es, olvidar. Empeñarnos en pensar en otra cosa, planearnos actividades nuevas, conocer gente diferente y hacernos el propósito de mantener ocupada la mente para ir dando paso al olvido.

Seguir adelante siempre, si te permites concentrarte en la relación que se ha acabado, recordándola cada instante y empeñándote en pensar que quizá tenía solución, quizá esto y quizá lo otro, te privas de vivir de nuevo y buscar nuevas razones y nuevas personas. Aunque sea doloroso sigue adelante siempre…un día a la vez, intenta cada día trabajar en olvidar, ser realista y rehacer tu vida…tú puedes.

Últimos artículos

Scroll al inicio