-

Desde que estoy embarazada, me cuesta controlar lo que como…

Es normal. Existen varias razones que influyen en el cambio de sensaciones alimentarias gran parte de las cuales encuentran respuesta en las hormonas.

El embarazo da lugar a nuevas emociones, que pueden dar lugar a nuevos reflejos alimentarios. Así pues, debido a la emoción, la euforia o la angustia, la futura mamá puede tener tendencia a comer diferente.

El cansancio o las náuseas también contribuyen al cambio de hábitos alimenticios.

El incierto “hay que comer por dos” causa estragos: la mujer embarazada que hasta ahora controlaba lo que comía y en qué cantidades lo hacía, se relaja y deja de imponerse aquellas normas alimentarias que antes de estar embarazada seguía y que le ayudaban a mantener la línea.

Fuente: sigvaris


Fuente de la noticia: Desde que estoy embarazada, me cuesta controlar lo que como…

Lo último...

Las mejores ideas en regalos personalizados para mujeres

Los regalos personalizados para ellas destacan por su originalidad y calidez, existiendo además infinidad de alternativas para mujeres de todas las edades y gustos. Con los...

La caída abrupta del cabello, otra de las secuelas que puede dejar el Covid 19

Aumenta el número de consultas de pacientes que experimentan una pronunciada caída del pelo a los pocos meses de haber pasado el coronavirus. El...

Estas son las botas otoño-invierno 2020 candidatas a convertirse en tus favoritas

Las noticias de las primeras nieves en las cumbres, las lluvias y, sobre todo, el frío inevitable cuando se va el sol. Todo ello...

5 trucos para evitar el pelo encrespado

Independientemente del tipo de cabello, son muchas las mujeres que día tras días tienen que hacer frente al encrespamiento. Una situación muy incómoda ya...

Ventajas e inconvenientes del ácido hialurónico en tratamientos estéticos

Cuando queremos hacernos algunos retoques estéticos tanto corporales como faciales, siempre nos surgen las mismas dudas: ¿Cuáles son sus pros y sus contras? Obviamente es...
Artículo anteriorLos favores de la boda
Artículo siguienteDecorar velitas con canela