-

El velo de la novia

El velo de la novia 1

Aunque por lo general están más de moda los tocados son aún muchas las novias que votan por llevar el día de su boda el tradicional velo lo cual es algo fascinante y cada vez más único pues la gran mayoría opta por un tocado y no algo clásico como lo es el velo sobre el cual vamos a hablar hoy.

El velo, ha sido un complemento tradicional del traje de la novia pues es algo que transmite un aspecto sofisticado debido a la delicadeza y el aspecto frágil del velo. Hoy en día muchas mujeres se han deshecho de esta prenda tan venerada y optan por lucir tocados los cuales no dejan de ser elegantes pero no debemos olvidar la historia del velo y lo importante que ha sido en el rito del matrimonio pues en culturas orientales se utilizaba para ocultar la cara de la novia y no se retiraba hasta después de la ceremonia pues los matrimonios eran concertados y la novia era una incógnita; por otra parte, en la cultura romana el velo protegía a la novia de malos espíritus entre otras cosas…

El velo, puede ser de color blanco, champán o marfil siempre en conjunto del vestido de la novia, los materiales más comunes son el tul, organza o encaje y además puede llevar bordados, pedrería o lo que tú desees para adornar.

Existen diversos tipos de velos, el corto o blusher que cubre la cara de la novia hasta los hombros; el hasta el codo; el de puntas al codo el cual toca los dedos de las manos; el tipo capa el cual cubre a la novia hasta la cintura como si fuera una capa; el tipo capilla que es igual de largo que el vestido; el tipo catedral que mide 2 metros y el tipo mantilla que está lleno de encajes y deja la cara despejada y cubre hasta los hombros.

 

Fuente de la noticia: El velo de la novia

Lo último...

Artículo anteriorRamos de novia de botones
Artículo siguienteLa cámara Kitty