Elegir el restaurante

Elegir el restaurante 1

La elección de un restaurante para el banquete de boda, no sólo dependerá del tipo de gastronomía que ofrezca, sino que también habrá que tener en cuenta

Hay que hacer un cálculo aproximado de los invitados que asistirán al convite. Es preferible que las mesas sean redondas y por un máximo de 10 o 12 personas, así se facilita la comunicación entre los invitados. Algunos restaurantes le pueden proponer otras soluciones.

Aunque los restaurantes siempre ofrecen un menú de degustación para ayudar a elegir la posible comida del día de la boda, debemos tener en cuenta los gustos de nuestros invitados en general. Hay restaurantes que pueden ofrecer diferentes tipos de cocina, como la de autor sofisticada, la catalana o la francesa, sin embargo siempre les podemos dar alguna indicación a fin de dar mayor cohesión en el menú. A la hora de escoger los platos, hay que escuchar los consejos experimentados que nos puedan orientar.

Elegir el restaurante 2

Es indudable que a veces nos guiamos más por la impresión externa que nos hacen que no por el buen servicio de cocina que ofrezcan. Es importante que un restaurante sea atractivo a la vista, que la presentación, tanto de los platos o del servicio, como del ambiente en general sea cuidadosa. Rústico, sofisticado, cálido, vanguardista o suntuoso, sólo hace falta que os pongáis de acuerdo con su pareja sobre el estilo que más le corresponda, a vosotros ya vuestros amigos. Tenga en cuenta los gustos de los padres, que seguramente se harán cargo de buena parte del gasto.

Uno de los factores más decisivos en la elección del restaurante, es el lugar donde está situado y la proximidad con la iglesia o la población de los novios. Por comodidad, se aconseja que sea un lugar cercano. No obstante, actualmente se valora más la idoneidad del restaurante y el espacio que ofrece, que el lugar donde esté situado. También es fundamental el entorno (jardines, población, vistas…). Aparte de eso, es importante que indique claramente, mediante un plano a la invitación, el lugar exacto donde se celebrará la comida, para que los invitados no se pierdan y no haya retrasos importantes.

Fuente de la noticia: Elegir el restaurante

Ir arriba