-

Estudio sobre la obesidad

mujer-bebiendo-refresco

La obesidad es la pandemia del Siglo XXI, esto lo tenemos claro desde hace ya demasiados años, es la enfermedad del mundo desarrollado, donde alcanza unos porcentajes más que preocupantes entre todas las poblaciones y los estratos sociales, desde los niños hasta los ancianos.

Pues ahora tenemos un libro llamado “La paradoja australiana” el cual se ha escrito para desmitificar una de los grandes tabúes en cuanto a todo el campo de la obesidad y las diestas, me estoy refiriendo a la relación entre las bebidas azucaradas y la obesidad, que, aunque a priori todos la tenemos muy clara, resulta que aquí está la ciencia para demostrar lo contrario.

¿Qué me dirías si te digo que, según parece, las bebidas azucaradas no son causa de la obesidad?, seguramente me dirías que ando un poquito mal de la cabeza, debido entre otras muchas cosas a la creencia popular, pero, como te decía arriba, aquí está la ciencia para demostrarlo:

El estudio se lleva a cabo en Australia, de ahí el nombre del libro, y se realizó con datos entre 1988 y 2003 en toda la población Australiana. Durante estos años hubo mucha concienciación acerca de la obesidad en este país, tanto que durante estos años del estudio el consumo de azúcar descendió espectacularmente, un 23%, y el consumo de bebidas con edulcorantes calóricos (es decir, con azúcar o similares) tuvo un retroceso de un 16%

Con estos datos, siguiendo la lógica cartesiana podríamos afirmar que la obesidad se redujo en Australia, ¿verdad?, pues nada más lejos de esto, esta enfermedad siguió imparable su crecimiento, ¡incluso en algunas zonas se triplicó la tasa!, increíble, ¿no crees?

Pero aún hay más, como los resultados del estudio fueron tan increíbles, este se llevó a Reino Unido a Estados Unidos, meca de la obesidad como problema transversal de la sociedad, y los resultados fueron más que comparables.

Ahora bien, los autores de este libro también, además de tratar este tema, tratan toda la problemática sobre la obesidad e intentan responder a la pregunta, y si no es el azúcar, ¿qué es?, aunque las conclusiones son claras: la obesidad es un problema con muchas variables, y hace falta aún mucho estudio.

Lo último...

Artículo anteriorLa lencería de las famosas
Artículo siguienteIr en bici ¡me vicia!