Fat Princess

Un nuevo juego de acción para la PlayStation Network presentado recientemente por Sony ha levantado numerosas críticas, especialmente de webs declaradamente feministas, como Feminist Gamer o Mighty Ponygirl, que lo califican de ofensivo y consideran que incentiva prejuicios contra la mujer obesa.

El juego consiste en que dos equipos de jugadores se enfrenten en un mundo medieval con el objetivo de secuestrar a la princesa del equipo contrario. Mientras tanto, no deben olvidarse de dar de comer a la princesa propia, pues cuanto más gorda esté,  más difícil será levantarla en peso y llevársela.  Aquí vemos unas imágenes del juego, distribuídas por Sony, para que juzguéis lo obesa que puede llegar a estar.

[youtube vMF4oD3E0_c&feature=related]

Para sus detractores, hacer engordar a una chica y usarla como escudo resulta denigrante, y más cuando la obesidad se extiende como una plaga entre la población del mundo desarrollado. 

«En vez de ir al bosque para encontrar pasteles y hacer engordar a la princesa, ¿porque no buscar bolsas de oro, que pesan mucho más que un pastel? Mientras más oro se recolectepara el tesoro, más pesado será de mover», dice Melissa McEwan, de Shakesville, uno de los blogs más críticos con Fat Princess (princesa gorda). 

James Green, director de arte de Titán, estudio responsable de su creación, intentó atajar las quejas diciendo que «quien créo la estérica, los personajes y todo acerca del juego fue una mujer».  Un argumento muy débil, sin embargo, por lo que la pelota de la polémica sigue estando en su campo.

Últimos artículos

Scroll al inicio