-

Gorditas pero felices

Gorditas pero felices 1

Se trata de aceptarnos. Así de sencillo, es lo que afirman algunas mujeres que a pesar de estar “fuera de línea” se sienten bien con ellas mismas. La condición física determina muchas veces el autoestima de la mujer que es el sexo en el que más predomina la necesidad de sentirse bella. Los estándares de belleza en la sociedad han impuesto ciertas medidas en el cuerpo de la mujer para que sea considerado hermoso. No es necesario cumplir estos requisitos para sentirnos realmente bellas y felices. Existen de todos los colores tamaños y grosores, la belleza de la mujer se refleja en varios aspectos tanto de su cuerpo como de su personalidad.

Pero, ¿por qué afecta tanto los comentarios sobre nuestro peso? Psicólogos de todo el mundo están de acuerdo al decir que es la sociedad y sus imposiciones las que adquieren un alto grado de importancia a nivel subconsciente. El estar muy gordas o muy flacas provoca en las mujeres ciertos niveles de disconformidad con su cuerpo, porque no están como la sociedad las prefiere. El que el mundo de la moda esté lleno de figuras delgadas afecta de cierta manera a las mujeres que no tienen esa figura.

Pero en la actualidad el mismo hecho de que las mujeres nos hayamos vuelto más independientes hace que ocurra un cambio en nuestras mentalidades. Aprendemos que no es necesario tener aquellas medidas de modelo de pasarela para sentirnos bellas, ante los ojos de muchas personas somos hermosas en muchos aspectos, no sólo en el físico.

Es importante estar conscientes del valor que tenemos como seres humanos con almas nobles y dispuestas a dar lo mejor de nosotras en todo. No debemos considerarnos sólo como un pedazo de carne ambulante que quiere satisfacer al resto, debemos sentirnos complacidas con lo que tenemos y somos y buscar la manera de ser mejores cada día. A la única persona que debemos sorprender continuamente es a nosotras mismas.

Fuente: taringa

Lo último...