¿Helados en tu dieta? ¡Por supuesto!

¿Helados en tu dieta? ¡Por supuesto! 3

Llega el verano y se nos presenta un conflicto ineludible: elegir entre nuestras buenas intenciones de perder algunos kilitos más de última hora con las dietas exprés, y el deseo de refrescarnos con con un delicioso helado. Pues que no te agobie la culpabilidad, porque los helados son mucho más saludables de lo que creemos, e incluirlos en tu dieta de la manera adecuada puede hacértela mucho más llevadera.

La clave está en saber elegir los que menos calorías aportan, y hoy en día, gracias a la amplia oferta de helados bajos en grasa o sin azúcar que hacen la mayoría de las marcas no tiene por qué ser tan difícil.

Hay que diferenciar dos grupos de helados, los de base láctea y los de base acuosa. Si quieres bajar de peso, lo ideal es que te inclines hacia éstos últimos, que comprenden sorbetes y helados de agua.

¿Helados en tu dieta? ¡Por supuesto! 4 Pero si eres tan golosa que un sorbete no es suficiente para ti y prefieres pecar con helados crema, intenta al menos evitar aquellos que llevan cucuruchos de barquillo y coberturas de chocolate, y decantarte por los helados desnatados o bajos en grasa.

Por ejemplo, un Solero Berry Berry, de Frigo, tiene solamente 99 calorías por helado. Una nimiedad, teniendo en cuenta que ninguna dieta hipocalórica para perder peso debería bajar de las 1.000 calorías diarias.

¿Un consejo? Para disfrutar de tu pequeño capricho al 100% y paladear todo su sabor, saca el helado de la nevera unos minutos antes, y nunca vuelvas a congelarlos una vez fuera.

Ir arriba