Herpes labial

Quienes lo padecen saben tan bien como yo que es una molestia horrible. ¿Qué podemos hacer para apaciguarlos?

El herpes labial es una herida que sale en los labios cada cierto tiempo a personas que tienen el virus latente en u cuerpo.
Es contagios, aunque no tanto como la gente se piensa. Hay que tomar precauciones como no beber del mismo vaso o no compartir cigarros; pero no por hacerlo es seguro que lo vayas a contagiar.
Para intentar que no reaparezca continuamente hay que cuidar mucho la alimentación y la forma de vida.
Si tienes mucho estrés intenta hacer ejercicios de relajación o buscate un hobbie que te motive para que no te pongas en esceso nerviosa. La mayor parte de las veces salen por este motivo. Los estudiantes, por ejemplo, lo saben bien, ya que en época de exámenes son muy puntuales a su cita.
La alimentación es esencial; la fruta, muy olvidada por la gente joven, es el ingrediente principal para el aporte de vitaminas. Si conseguimos mejorar nuestras defensas con una alimentación rica en vitaminas, hierro y calcio, el herpes aparecerá menos.
Cuando el herpes ya está ahí, dando la tabarra, hay que combatirlo con todas las armas.
En la farmacia están las cremitas que ya la mayoría conocemos para echarnos dos o tres veces al día. La marca genérica es mucho más barata y es igual de efectiva, os lo digo por experiencia
Un factor imprescindible en la higiene personal. Tener la boca siempre limpia por dentro y por fuera. De esta forma es mucho más rápido que se seque la herida.
También es muy importante hidratar toda la superficie labial, porque las cremas de los herpes son muy agresivas y resecan muchísimo. Con cacao o vaselina es ideal.
Hay que ser constante y cuidarlo mucho, porque sino, pueden ser muy molestos y dolorosos.

Compartir
Artículo anteriorSombra aqui y sombra alla….
Artículo siguienteAMAXOFOBIA