-

Higiene femenina

Una educación sexológica invita a las mujeres al campo de la higiene femenina, un tema importante y a veces olvidado.

Una buena forma para evitar la contaminación después de la desecación, es limpiarse desde delante hacia atrás, evitando así las bacterias y gérmenes del intestino que pueden provocar infecciones.

Higiene femenina 1

No se deben utilizar desodorantes ni jabones, pues pueden producir irritaciones, para lavarse se debe hacer solamente con agua y sin utilizar las duchas de teléfono.

La vagina se limpia por sí misma, ya que sus paredes producen un fluido que arrastra las células muertas y microorganismos hacia el exterior.

Al orinar efectúa la limpieza con papel higiénico y sin restregar.

Cuando visitamos un baño ajeno, hay que tener cuidado al sentar, se debe ser precavida y cubrir la tapa con papel higiénico.

Cuando la sangre fluye en la menstruación, no debemos olvidar que esta es limpia, solamente hay que cuidar del cambio de tampones y compresas, siendo aconsejable un lavado nocturno antes de dormir, además de la ducha matinal.

Las manos han de estar siempre limpias y las uñas cortadas y aseadas para evitar los contagios en los juegos eróticos.

Las prendas interiores han de ser de algodón, pues las fibras y la lycra no permiten la ventilación y producen mayor secreción, lo que lleva a la proliferación de bacterias y gérmenes.

Hay que tener presente que aun siguiendo estos consejos, la higiene diaria no previene las enfermedades sexuales, este tema es interior, no exterior.

Fuente: sexo conseil

Lo último...

Artículo anteriorLas deidades femeninas
Artículo siguienteAnillos para la eternidad